Sporting

Reválida del Sporting ante su afición

Paco Herrera recibió ayer una tarta de cumpleaños antes del entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA
Paco Herrera recibió ayer una tarta de cumpleaños antes del entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

El técnico medita repetir frente al Zaragoza el sistema que empleó en Albacete el pasado domingo, con cinco defensas y dos pivotes | Herrera, que cumplió 64 años, pide una victoria ante el Zaragoza para cortar la mala dinámica

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

La plantilla del Sporting le tenía ayer preparada una sorpresa a Paco Herrera. Antes de que comenzara el último entrenamiento de la semana, Canella, uno de los capitanes, saltó al terreno de juego número dos de Mareo con una tarta para que el preparador rojiblanco soplara las velas de su 64 cumpleaños. Un regalo que los jugadores quieren acompañar esta noche con con una victoria ante el Zaragoza en El Molinón.

Más de un mes lleva el Sporting sin sumar los tres puntos en un encuentro. La última vez que lo logró fue el pasado 28 de octubre frente al Almería en el estadio gijonés. Desde entonces, dos empates y dos derrotas son los números de un conjunto que no conoció la victoria en todo el mes de noviembre. Una tónica que ha expulsado al cuadro gijonés de la zona del 'play off' y ha alejado los puestos de ascenso directo hasta los cinco puntos antes del comienzo de esta jornada. Los dos puntos sumados de los últimos doce en juego han terminado con la paciencia de El Molinón, que la última vez que vio a su equipo lo despidió con una sonora bronca.

«Necesitamos el apoyo de nuestra gente», hizo hincapié Paco Herrera sobre el regreso del Sporting a El Molinón. El técnico es consciente de la importancia que tiene hacer del estadio un fortín y no quiere que se repita la escena vivida en el último enfrentamiento ante el conjunto gaditano.

Más Sporting

Para ello, la idea del catalán pasa por repetir el esquema con el que se logró el empate ante el Albacete. Aunque no desveló sus planes para detener al Zaragoza, Herrera dejó entrever la posibilidad de que esta tarde el Sporting juegue con cinco defensas. «Me gustó lo que vi, salvo el balón parado, lo que hace que valore repetir el sistema», explicó el pasado viernes. Sus palabras, sumadas a la convocatoria de Juan Rodríguez, central del filial, con Barba, Álex Pérez y Quintero disponibles, abren las puertas a que el Sporting cierre su portería con tres centrales, a los que habría que sumarles dos carrileros que echarán una mano a los zagueros en la parcela defensiva.

De ser así, todo hace indicar que la defensa la integrarán los mismos jugadores de la pasada semana, aunque no es descartable que Juan Rodríguez pueda sustituir a Quintero como central derecho. El colombiano erró en el primer gol del Albacete al llegar tarde al marcaje de Zozulia y Herrera podría dejarlo en el banquillo. En cuanto al resto de la zaga, todos tienen asegurada su presencia en el once inicial, con Isma López y Jordi Calavera como carrileros, con cierta libertad en la parcela ofensiva para intentar sorprender al rival.

Unos metros por delante de los zagueros se situarán Bergantiños y Rachid. El franco-argelino repetirá en la alineación titular, tal y como confirmó el propio Paco Herrera. El rojiblanco parece haber convencido al preparador en la oportunidad que le concedió el pasado domingo en Albacete, por lo que será uno de los encargados de dirigir al equipo esta tarde ante el Zaragoza. «No suelo desvelar quién juega y quién no, pero esta vez os digo que Rachid va a ser titular en el centro del campo», afirmó el técnico.

Santos como referencia

Las principales dudas en la alineación del Sporting aparecen en los últimos metros. La pareja formada por Borja Viguera y Pablo Pérez no parece que vuelva a repetirse. Al menos frente el Zaragoza. La apariciones estelares de Rubén García y de Santos hace siete días en el Carlos Belmonte para darle la vuelta al gol inicial de Zozulia son los principales motivos que llevan al preparador a meditar quiénes serán las referencias en el ataque. En dos acciones, el valenciano asistió al uruguayo para que este firmara los dos tantos que anotó el Sporting en Albacete. Argumentos más que suficientes para que lideren la parcela ofensiva junto a Carlos Carmona.

Tal y como señaló Paco Herrera hace unos meses, cuando la pólvora de los arietes permanecía mojada, «el delantero que marque se ganará la titularidad, mientras tanto tengo que buscar soluciones». Y Santos así lo hizo en el último encuentro. Por lo tanto, Stefan Scepovic volverá probablemente a ver el inicio de un encuentro desde el banquillo.

El serbio ya recibió un toque de atención por parte del cuerpo técnico en el mes de octubre cuando estuvo cuatro partidos sin jugar. Su regreso fue prometedor, con un gol frente al Huesca. Pero poco más. «Desde hoy solo van a jugar los que trabajen», espetó Herrera nada más finalizar el encuentro en Albacete. Un mensaje cuyo destinatario parece haber sido el delantero balcánico.

Respecto al rival, el Zaragoza llega a Gijón con un empate y una derrota en sus dos últimos enfrentamientos ligueros. Los maños fueron incapaces de doblegar al Reus en la Romareda y el Almería recibieron un duro correctivo por parte del cuadro andaluz.

Con todo ello, el técnico Natxo González medita utilizar a Vinícius por detrás de Borja Iglesias, tal y como hizo el pasado fin de semana. La explicación del técnico aludió a que «los dos delanteros aportaron verticalidad y velocidad en nuestro ataque, algo que habíamos perdido». El titular del conjunto aragonés espera aprovechar el nerviosismo que se puede vivir en el estadio si los primeros minutos del Sporting no son los deseados. La ansiedad en este tipo de situaciones no es una buena aliada.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos