Roberto Canella y Alberto Lora regresan al trabajo con el resto del grupo

Roberto Canella y Alberto Lora regresan al trabajo con el resto del grupo
Canella, durante el entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Afectados por lo sucedido en las últimas horas, los rostros de la plantilla rojiblanca mostraban la desolación de haber perdido a un referente para ellos. Los jugadores del Sporting, con Rubén Baraja a la cabeza, iniciaron la sesión matinal en la Escuela de Fútbol de Mareo a las diez y media.

La noche más fría del año, en la que El Molinón despidió a 'El Brujo', dio paso a una mañana gris en la que las temperaturas alcanzaron los dieciocho grados y la lluvia respetó el trabajo de la primera plantilla. 'El Pipo' programó un ensayo intenso de cara al choque del domingo en el feudo del colista de la categoría, el Sevilla Atlético.

Más Sporting

La plantilla realizó una carrera continua en los primeros minutos para calentar. Varios jugadores fijaron su mirada en la bandera a media asta que preside la Escuela de Fútbol de Mareo. Entre ellos, Roberto Canella y Alberto Lora, con el recuerdo de Quini muy presente.

Tanto el lavianés como el mostoleño protagonizaron las novedades en el campo número dos de Mareo. Canella se encuentra en perfectas condiciones después de haber sufrido un fuerte golpe en su pie izquierdo durante el encuentro ante Osasuna del pasado viernes. En cuanto a Lora, después de varios días apartado del grupo por una sobrecarga, pudo completar con normalidad el trabajo programado por el cuerpo técnico, que contó con dos ausencias en la sesión.

Bajas en el ensayo

Michael Santos y Álex López fueron los únicos jugadores que no se ejercitaron con el equipo. El delantero uruguayo, que no podrá jugar por sanción, recibe tratamiento específico en el pubis. El máximo goleador del equipo arrastra molestias musculares desde hace un mes en esa zona y los servicios médicos intentan recuperarlo para la próxima semana.

Por otro lado, Álex López sufre una sobrecarga muscular y decidió bajar el ritmo de los entrenamientos para ser tratado en la enfermería rojiblanca. En principio, su disponibilidad para el fin de semana no corre peligro, aunque se encuentra pendiente de evolución y esta mañana será examinado antes de la sesión.

El equipo volverá al trabajo esta mañana en la Escuela de Fútbol de Mareo en lugar de ejercitarse en El Molinón, tal y como estaba previsto. El ensayo será a puerta cerrada (10.30 horas) y en él 'El Pipo' terminará de preparar la visita al colista de la categoría.

El técnico vallisoletano dirigirá mañana el último entrenamiento antes de partir hacia tierras andaluzas y hacer pública la lista de convocados para el duelo.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos