Los rojiblancos se mantienen en situación de ascenso directo

El Numancia, que esta noche juega en Reus, es el único equipo que puede arrebatarle esta jornada la segunda posición en la tabla

J. BARRIO GIJÓN.

Insistió mucho Abelardo en la temporada del último ascenso en la importancia de no desechar los empates, que nunca infravaloró. La friolera de diecinueve puntos salieron de la igualdad en el marcador en una campaña que resultó histórica y decisiva para el club, y en la que solo se concedieron dos derrotas, sumando 82 puntos. «Todo suma en la cuenta del final», recalcaba el técnico gijonés.

Aunque el sábado, con las pulsaciones todavía enloquecidas, quedó la sensación de que se había escapado una victoria, el punto que sumó el Sporting ante el Oviedo le permitió seguir en ascenso directo, a la espera del Reus-Numancia, que cerrará hoy la jornada en Segunda División. A estas alturas, como recuerda Herrera, la clasificación es un detalle anecdótico, pero sirve para reforzar la confianza.

De momento, la clasificación, que lidera el Cádiz del exrojiblanco David Barral, mantiene una lógica igualdad. De los dos equipos que se fueron a Segunda con el Sporting, Osasuna respiró ayer al lograr su primera victoria de la temporada ante el Rayo Vallecano, deshinchado tras la victoria inicial en el Carlos Tartiere y al que dejó seco el equipo navarro con un 0-3. El Granada, por su parte, consumió una jornada más sin sumar de tres. Ayer empató en Tenerife (2-2).

El primer rival de los rojiblancos esta temporada, el Alcorcón, continúa sin recibir un gol, extremadamente solvente en el plano defensivo, y ayer escaló de forma temporal hasta la tercera posición de la tabla después de lograr una victoria en La Romareda gracias a un gol de Álvaro Peña, apoyado luego por la seguridad defensiva del dispositivo de Julio Velázquez.

El palo de la jornada se lo llevó el Córdoba, goleado el sábado por el Barcelona B en el Mini Estadi (4-0), mientras que la Cultural y el Valladolid brindaron un derbi regional preñado de goles (4-4), con reacción épica de los locales, coronada con un gol final de Señé en el minuto 83 cuando los pucelanos ya se relamían con los tres puntos.

Fotos

Vídeos