Sporting | Baraja afina el sistema y el equipo que ganó al Córdoba

Baraja, en la sesión.
Baraja, en la sesión. / A.GARCÍA

El entrenador vallisoletano, que se trasladó a Valencia para asistir al nacimiento de su segundo hijo, no dirigió el entrenamiento de la tarde en Mareo

J. BARRIO GIJÓN.

Rubén Baraja trabajó ayer en afinar el sistema y el equipo que derrotó el pasado fin de semana al Córdoba en El Molinón, con opciones de que tenga continuidad este sábado en el envite frente al Alcorcón. El entrenador vallisoletano dirigió una sesión matinal en la que alineó el mismo once, con la única salvedad de la banda izquierda, en la que incrustó a Pablo Pérez por Rubén García, que se mantuvo entre algodones por una sobrecarga, pero que no está descartado para el choque. Al otro lado del campo situó un equipo con otro sistema distinto, como ya hiciera en la última semana, con dos pivotes, un futbolista en el enganche y un delantero centro: Stefan.

Más Sporting

En cualquier caso, la previsión pasa porque Rubén Baraja mantenga el 4-4-2 que ha venido cultivando en los tres últimos partidos y que ayer volvió a verse bien definido sobre el verde de Mareo, en el que realizó un férreo marcaje sobre sus futbolistas, con continuas directrices y algunas conversaciones individuales. «¡Más intensidad defensiva!», solicitó el entrenador vallisoletano en algún instante de la sesión. Baraja está enfrascado en estas primeras semanas en afinar el sistema defensivo del Sporting y, a partir de ahí, comenzar a crecer a nivel coral. También expresa el preparador cierta preocupación con el fútbol ofensivo de los suyos, algo en lo que está trabajando de forma paralela, buscando un plan de escape hacia el área rival más enfocado a las bandas y a la profundidad, algo que en parte podría solucionar con la llegada de Jony. Esta semana cobra especial importancia esa puesta en escena ante un oponente pegajoso, como el Alcorcón, que busca la carga contra el rival desde el orden defensivo. Primero con una defensa de cinco, que saltó por los aires con el paso de las jornadas, y después con un centro del campo muy poblado con el que Julio Velázquez corrigió, en parte, una mala dinámica de los suyos.

Rubén García y Barba

Rubén García y Barba se ejercitaron ayer de forma parcial con el grupo. Los dos fueron incluidos en el parte médico con sendas sobrecargas y, aunque participaron en la mayor parte de la sesión matinal de ayer con el resto de sus compañeros, los servicios médicos y el propio Baraja decidieron en consenso reducirles la carga de trabajo en algunos momento del día. En ese sentido, el entrenador rojiblanco echó mano de Cordero y de Bertín para completar la sesión matinal. Álex López y Lora, por su parte, se ejercitaron con el grupo en el inicio de la sesión.

Por otra parte, Rubén Baraja no estuvo presente en el entrenamiento vespertino del Sporting, que fue dirigido por sus ayudantes José Ramón Rodríguez y Manuel Poblaciones. El técnico vallisoletano, que ya tiene una niña, se desplazó hasta Valencia con carácter de urgencia para asistir al nacimiento de su primer hijo. En condiciones normales, y dependiendo del desarrollo del parto, Baraja podría no llegar a tiempo para la sesión de hoy, que inicialmente estaba prevista en El Molinón, pero que finalmente se llevará a cabo en Mareo, a puerta cerrada, por la mañana.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos