Una jornada con mucha miga

Una jornada con mucha miga
Rubén Baraja, en la sesión del pasado sábado. / ARNALDO GARCÍA

De los once equipos que encabezan la clasificación, ocho se medirán en cuatro duelos directos de alto voltaje

J. BARRIO GIJÓN.

Hacía tiempo que el Sporting no estaba tan cerca de los confortables asientos del 'play off', a los que ya casi acaricia con las yemas de los dedos. Faltan catorce partidos y el equipo de Rubén Baraja se ha situado a las puertas del objetivo, a las que ha llegado lanzado por una sobresaliente cosecha como local, con seis victorias en las seis últimas citas que ha afrontado delante de su afición, pese a que su ejercicio como forastero ha sido mucho menos lustroso. No en vano, la próxima semana se cumplirá una vuelta completa de su último festejo lejos de El Molinón, en el campo de la Cultural.

Pero el domingo se presenta ante sus ojos la posibilidad de quitarse ese estigma que tanto le atormenta cada quince días frente al Sevilla Atlético. Y, de paso, de pegar un importantísimo bocado a la clasificación, que señala una diferencia de un punto con el Numancia, el último equipo del 'play off', aunque la distancia real se extiende hasta los dos por el mejor ejercicio de los sorianos en los dos partidos disputados frente al Sporting.

Más Sporting

La jornada promete sobresaltos y una gran oportunidad para meter los dos pies entre los seis primeros clasificados. De los once que encabezan la clasificación en Segunda, ocho se enfrentarán en cuatro duelos directos y de alto voltaje. Mucha tela que cortar y que puede definir el momento de los principales candidatos en este esprint final de la temporada.

Chispas en El Sadar

El Numancia, por ejemplo, tratará de conservar su posición frente al empuje del Sporting en el encuentro que disputará ante un Zaragoza creciente, estimulado por tres victorias consecutivas. Más chispas saltarán en El Sadar, malhumorado con su equipo, que recibirá al Cádiz de Álvaro Cervera. Otro candidato en horas bajas, con los cuatro intermitentes puestos, con solo una victoria en los seis últimos partidos. Así se explica su terrible descuelgue en la clasificación, que no hace mucho le presentaba como inquilino de la segunda posición de la tabla.

El Rayo se ha aprovechado de esa debilidad para poner el intermitente y adelantar por la derecha al Cádiz. Pero en medio de su vuelo ascendente se interpone amenazante este fin de semana el Valladolid. Lo mismo sucede con el Granada, que visita el Anxo Carro. Todos lanzados a tumba abierta, ansiosos y necesitados por surtir su casillero de puntos y dar carrete a sus aspiraciones. Igual que el Sporting.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos