Rubén Baraja busca pareja para Santos

Un momento del entrenamiento de ayer./
Un momento del entrenamiento de ayer.

El técnico prueba con Nano Mesa y Nacho Méndez como posibles acompañantes del '7'

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Salvo giro inesperado, Rubén Baraja deberá modificar su once más de lo que hubiera deseado para la visita del Sporting a Almería. La participación de Rubén García, que tuvo que ser sustituido el pasado sábado ante el Rayo en los primeros minutos de la segunda parte, se antoja difícil después de que el mediapunta valenciano completara ayer una jornada más alejado del trabajo con el grupo. Mientras el primer equipo rojiblanco entrenaba en El Molinón ante unos mil aficionados, Rubén se sometía a tratamiento de fisioterapia en Mareo para tratar de acortar los plazos de recuperación de su elongación muscular. Su previsible ausencia abre una brecha en los esquemas del técnico.

Baraja evitó dar muchas pistas sobre sus planes para la cita del domingo en el entrenamiento de ayer. Los aficionados presenciaron una sesión muy dinámica y en la que los partidillos, con diversas variantes, centraron el trabajo del equipo rojiblanco. El técnico mezcló titulares y suplentes en todos los ejercicios e incluso realizó una pequeña prueba con tres centrales en uno de los equipos. La lógica, no obstante, apunta a que Baraja no modificará su dibujo táctico y mantendrá el 4-4-2 que tan buenos resultados le está dando. La duda está en el ataque, con Nano Mesa y Nacho Méndez como dos de los principales candidatos a formar pareja junto a Michael Santos.

Más Sporting

El pasado sábado, al comprobar que Rubén García no se encontraba al cien por cien, Baraja puso a calentar a Nano Mesa al descanso y le dio entrada pocos minutos después en el partido ante el Rayo. El técnico explicó posteriormente en rueda de prensa que con el cambio pretendía buscar una mayor profundidad en el juego hacia las espaldas de la defensa rayista, un aspecto en el que incidió también durante el entrenamiento de ayer.

En caso de que Baraja opte por el delantero canario en Almería, será la primera vez en que Nano Mesa y Santos formen la pareja de ataque rojiblanco desde el inicio. Ambos coincidieron como titulares en el reciente partido ante el Lorca, aunque en aquella ocasión el uruguayo jugó escorado hacia la banda derecha en lugar de Carmona, que fue baja por sanción.

La opción de Nacho Méndez permitiría a Baraja mantener el perfil de hombre enlace que le viene ofreciendo con éxito Rubén García acompañado de Michael Santos. El de Luanco completó parte del entrenamiento de ayer precisamente como pareja en ataque del charrúa. Curiosamente, un delantero específico como Borja Viguera quedó desplazado en ese ejercicio al costado izquierdo.

Nacho Méndez se ha consolidado discretamente en el primer equipo en los últimos partidos. El canterano rojiblanco contó con la confianza de Baraja en los primeros partidos del técnico al frente del Sporting, aunque posteriormente se reintegró en la dinámica del filial. En las últimas tres jornadas, no obstante, Nacho Méndez ha vuelto a contar para Baraja, y lo ha hecho además como mediapunta. El luanquín sustituyó a Rubén García en el tramo final de los partidos ante la Cultural leonesa y el Huesca, y el pasado domingo oxigenó el ataque sportinguista al entrar en lugar de Michael Santos en el minuto 78 del duelo ante el Rayo.

Nano Mesa y Nacho Méndez ofrecen dos perfiles distintos a la hora de sustituir a Rubén García, un futbolista imprescindible hasta la fecha para Baraja. El valenciano ha contado con minutos en todos los partidos salvo en Lugo desde la llegada del nuevo técnico. La mejor versión del Sporting ha coincidido con la ubicación del '14' en la mediapunta, su puesto natural.

Barba, previsible ausencia

Quien también tiene complicado llegar a la cita de Almería es Federico Barba. El central italiano se reintegró ayer al trabajo con el grupo de manera parcial y participó durante algunos minutos en uno de los partidos de práctica, aunque pronto se retiró para realizar carrera continua alrededor del campo acompañado del preparador físico Roberto Montes.

En caso de que Barba no se recupere a tiempo, Baraja repetirá con toda probabilidad la pareja de centrales que formaron el pasado fin de semana Álex Pérez y Guitián ante el Rayo Vallecano. El madrileño ha entrenado esta semana sin el casco protector tras superar la doble fisura en el cráneo que sufrió tras chocar con un futbolista rival en la recta final del partido ante el Sevilla Atlético.

Bajara contó durante el entrenamiento de ayer con el central del filial Víctor Ruiz, así como con el meta Christian Joel y el extremo Isma Cerro. La otra ausencia, además de la de Rubén García, fue la del colombiano Juan Quintero, que trabajó en la Escuela de Fútbol de Mareo con el readaptador. La gran preocupación del técnico, por tanto, recae en la elección del nombre del acompañante de Michael Santos en la punta de ataque.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos