«No podemos dejarnos llevar por la euforia», advierte Rubén Baraja

Álex Pérez, a la derecha, con una protección en la cabeza, gana enteros para regresar al centro de la zaga. / ARNALDO GARCÍA
Álex Pérez, a la derecha, con una protección en la cabeza, gana enteros para regresar al centro de la zaga. / ARNALDO GARCÍA

«Es importante que El Molinón juegue, ayudará a que el Rayo tenga menos opciones de victoria», asegura el preparador

A. MAESE GIJÓN.

Sin querer subir el freno de mano al incuestionable ascenso en el que se encuentra el Sporting, Rubén Baraja puso un toque de sosiego. El técnico quiere calmar, lo justo, el optimismo que ha generado el equipo en las últimas semanas. «No podemos dejarnos llevar por la euforia», advirtió el técnico unas horas antes de recibir al que fuera su último equipo como técnico de Segunda División.

El vallisoletano afronta un nuevo duelo en El Molinón, en el que tan solo conoce la victoria desde que se hizo cargo del banquillo rojiblanco a finales del 2017. «Es importante que El Molinón juegue, ayudará a que el rival tenga menos opciones de victoria», explicó el preparador, que es conocedor de la importancia que tiene la afición en este tipo de encuentros.

El 'Pipo' no quiere la etiqueta de favorito, pese a ser uno de los mejores locales de la categoría. «Viene el líder de la categoría y es el equipo a batir por el resto», aseguró. La buena noticia para el entrenador es que ha conseguido que sus futbolistas tengan tomada la medida a rivales directos. Osasuna, Numancia y Huesca fueron las últimas presas de un conjunto que se disparó hacia la zona alta tras la derrota en el Carlos Tartiere.

«Será un partido para disfrutar porque habrá un gran nivel en el terreno de juego». Con estas palabras resumió Baraja lo que previsiblemente se podrá ver esta noche en El Molinón. Sobre el papel, el encuentro resulta atractivo, aunque en la realidad estos duelos directos terminan convirtiéndose en partidos con pocas oportunidades. «Creo que será un partido igualado en el que un detalle decidirá el resultado final», afirmó el vallisoletano. Trejo y Raúl de Tomás son los hombres que centran todas las miradas en el ataque visitante, mientras que Santos y Jony son las principales armas ofensivas del Sporting: «Raúl de Tomás es un buen jugador, pero lo que me importa es que ellos se preocupen de nosotros».

La mejor delantera de la Liga se enfrentará a un Sporting que en las últimas semanas ha creado un muro defensivo que ha llevado a Mariño a sumar 584 minutos sin recibir un solo tanto. «El Rayo está arriba por méritos propios, tiene buenos números goleadores, pero nosotros contamos con buenos dígitos a nivel defensivo. No se vive de llevar seis partidos sin encajar, pero ayuda a reforzar las ideas de juego», argumentó Baraja.

Tras el choque de esta noche, el Sporting afrontará los últimos partidos de la temporada. Un momento clave para la resolución de la competición. «No hay tiempo para recrearse. Las últimas jornadas serán vitales, hay que seguir con la humildad que tenemos hasta ahora. Nadie te regala los puntos», resaltó.

Sin dar a conocer el once inicial, Baraja aseguró que «si van bien las cosas es mejor tocar lo menos posible». Una pista de sus intenciones ante un nuevo rival directo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos