«Es una de nuestras últimas oportunidades para meternos arriba»

«Es una de nuestras últimas oportunidades para meternos arriba»
Salvi, tras un entrenamiento del Cádiz. / E. C.
Salvi Sánchez, futbolista del Cádiz

El extremo gaditano destaca que el Sporting «está haciendo números estratosféricos» y avanza que Cádiz vive «un ambiente especial» de cara al domingo

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Dos años en Segunda le han bastado para convertirse en uno de los jugadores de referencia en la categoría como se vio en la primera vuelta, en la que hizo un roto al Sporting en El Molinón. Salvi Sánchez (Sanlúcar de Barrameda, 1991) no tuvo un camino fácil para asentarse en el fútbol profesional. El domingo, desde la banda derecha, será la principal amenaza que encuentro en el Ramón de Carranza.

-¿Nota un ambiente distinto en Cádiz de cara al partido ante el Sporting?

-Es un partido vital para nosotros de cara al tramo final. El Sporting, además, no deja de ser un histórico, ha estado en Primera muchísimo tiempo y viene en una grandísima racha. Se verá un ambiente especial. Es una de nuestras últimas oportunidades para meternos arriba y de hacer un trabajo que hace mucho que mostramos, porque veníamos de una serie de partidos con muchos empates y derrotas.

-En solo dos años en Segunda se han consolidado hasta convertirse en uno de los grandes aspirantes al ascenso.

-Hemos hecho lo mismo que el año pasado. Nos pusimos como objetivo alcanzar los cincuenta puntos para salvar la categoría y a partir de ahí afrontar todo lo demás con tranquilidad. La temporada pasada nos salvamos y acabamos jugando el 'play off'. Intentamos ganar partido a partido, pero en Segunda es difícil ganar y cualquier equipo puede darte el susto.

-Llevan encajados solo 21 goles en 35 partidos. ¿Cuál es el secreto?

-La clave es que todos trabajamos, desde el primer defensa hasta el último delantero, así nos crean pocas ocasiones y nos hacen pocos goles. El entrenador insiste mucho en eso, en eso porque nos hace ganar más partidos que perderlos.

-En algún momento del partido se cruzará en la banda con Jony, un extremo con un estilo muy similar al suyo.

-Sí, es un jugador muy parecido a mí, con características buenas: rápido, goleador, con capacidad para asistir a los compañeros. Al Sporting le ha venido muy bien su refuerzo y debemos tenerlo controlado.

-Hace no muchos años compaginaba el fútbol con el trabajo como albañil.

-Fue una etapa dura. Soy padre de familia desde muy joven y todo me pasó muy rápido. Estuve un año en Segunda B sin cobrar y lo compaginé con el trabajo en la obra. El punto de inflexión lo viví en la cantera del Sevilla. Mi mujer se quedó embarazada y lo sacrifiqué todo por el fútbol y mi familia para salir adelante.

-¿Cómo está viendo al Sporting?

-Lleva una racha espectacular. Con el entrenador nuevo está haciendo números estratosféricos, de Primera. Esperamos cortar esa racha el domingo. De momento estamos once equipos en la pelea por el ascenso. El Sporting y el Rayo llevan un ritmo diferente, pero quedan siete partidos, muchos puntos en juego y todo está por decidir.

-¿Ha notado a Barral más motivado que de costumbre estos días?

-(Ríe) Barral siempre está motivado. Es un tío cumplidor al máximo y está con ganas de jugar. En la primera vuelta marcó, así que a ver si esta semana repite.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos