Santos renueva su candidatura al '9' con el doblete en el Carlos Belmonte

Santos, este domingo, trata de ganar la línea de fondo. /  TARBENERO
Santos, este domingo, trata de ganar la línea de fondo. / TARBENERO

J. B. GIJÓN.

Llevaba varias jornadas de secano, pero Michael Santos irrumpió en el minuto 59 de partido en el Carlos Belmonte para desconchar al Albacete, sacudido por dos eléctricas apariciones del '7', que se ha desmarcado como máximo goleador del Sporting con 6 goles, porfiando en su aspiración de ser el delantero centro titular tras su doblete del domingo.

El uruguayo, furia, velocidad y descontrol con el balón, salió el campo en la segunda mitad, cuando Herrera pretendía agitar el partido, aunque el primer tanto del Albacete no entraba en su guión. Con la complicidad de Rubén García, alistado también en ese momento crítico y con idéntico resultado, el delantero firmó el gol del empate con un cabezazo -cuatro de los seis que contabiliza han llegado así- y adelantó al Sporting, a renglón seguido, con una pícara acción personal en la que sacó los colores a Saveljich.

«Nos tenían que dar vida. Han sido buenos cambios y nos han dado fútbol», apreció Paco Herrera tras el partido en el Carlos Belmonte. Ahora, en el inicio de la semana y con esta llamada de atención al técnico, el uruguayo parte con muchas opciones para repetir como punta de lanza frente al Zaragoza en El Molinón. El Sporting necesita su instinto y hasta el momento Santos se ha confirmado como el delantero más eficaz de la plantilla.

Al menos es el más atinado en este punto de la competición, aunque no hace mucho pasó un bache, desenfocado frente a la portería rival, que le costó caro al equipo. Su despegue vuelve a situar en el centro del debate a Stefan, sin minutos en Albacete y con la dificultad añadida de que la propuesta exige ahora mismo más trabajo y remangue para frenar la sangría que otra cosa. No está descartada, en todo caso, la opción de que Herrera apueste por los dos.

Importante dilema

Al técnico catalán se le abre esta semana un importante dilema en El Molinón, que exigirá una victoria y a la vez más exuberancia ofensiva. Por contra, Herrera es consciente de los graves problemas defensivos que manifiesta el equipo, sobre todo a raíz de la baja de Sergio, y la necesidad de mejorar el comportamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos