«Si seguimos así, no saldremos de arriba»

Paco Herrera, desde el banquillo, se esfuerza para dar instrucciones a sus futbolistas. / PURIFICACIÓN CITOULA
Paco Herrera, desde el banquillo, se esfuerza para dar instrucciones a sus futbolistas. / PURIFICACIÓN CITOULA

Paco Herrera asegura que el Sporting se encuentra «al sesenta por ciento» de su nivel y espera que su equipo mantenga el nivel el martes en León

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Por primera vez desde que arrancara la temporada, Paco Herrera abandonó El Molinón con la sensación de haber visto a su equipo mantenerse en su ideario desde la primera jugada hasta la última. El técnico catalán, visiblemente satisfecho con la imagen ofrecida por el Sporting, explicó que «hemos tenido noventa minutos jugando de una forma constante, mejor o peor, pero constante. Hay que felicitar a los jugadores por eso». «La primera parte ha estado más igualada que la segunda. El Sevilla Atlético es un equipo muy valiente y atrevido que puede pintar la cara a cualquiera. Nos ha costado coger lo que teníamos pensado hacer, pero hemos acertado en la seriedad atrás», resumió el entrenador rojiblanco.

La gran novedad en la alineación inicial del Sporting ayer fue la presencia de Álex Bergantiños. La actuación del gallego despertó los elogios de su entrenador, que reconoció irse «muy contento» con su papel. «A nosotros nos llegaban muy fácil hasta la defensa. En los últimos partidos éramos demasiado blandos por ser más ambiciosos de lo que yo debía ser. Con el doble pivote, la defensa se queda más tranquila y ganamos en seguridad», reconoció el técnico rojiblanco, quien no ocultó que el primer gol permitió afrontar la segunda mitad del encuentro con mayor tranquilidad.

Más Sporting

Herrera consideró que la victoria «es merecida» por los méritos hechos por su equipo, que mantuvo la idea prevista en el vestuario. «Buscamos apretar arriba y tratar de recuperar balones para romper un poco al equipo contrario», afirmó. Para el técnico sportinguista resultó importante la entrada de Isma López tras el golpe recibido por Santos: «Michael juega prácticamente de punta, trabaja muy poco en defensa, pero se lo permitimos. Cuando ganamos 2-0 trato de ser un poco más práctico con la entrada de Isma. Con él tenemos la banda cubierta, no tenemos problemas por ese lado y también atacamos mejor».

La victoria de ayer ante el filial sevillista permite a Paco Herrera afrontar con más optimismo el futuro inmediato, aunque el entrenador no ocultó que su equipo se encuentra aún lejos de su plenitud: «Estamos a un sesenta por ciento de nuestro nivel. En este partido nos debemos quedar con toda la fotografía de cómo ha ido. Hay muy pocas cosas a corregir y muchas a alabar. Si seguimos este camino, no vamos a salir de arriba. Ahora hay que seguir peleando y decir a los jugadores que no podemos soltar esto».

Bueno a domicilio

El otro objetivo del técnico rojiblanco es que su equipo consiga fuera de casa unos números similares a los que está obteniendo como local. Herrera confesó que es una de sus grandes batallas personales desde que asumió el banquillo del Sporting. «Yo siempre he sido muy bueno fuera de casa; los dos partidos que hemos partido fuera me duelen más todavía. Si el equipo se muestra como hoy, a lo mejor es hora de ir empatando partidos y alcanzamos la famosa media inglesa de ganar en casa y empatar fuera. Si competimos así encontraremos esa solución fuera de casa», aseguró.

En varias fases del partido, Paco Herrera tuvo que escuchar los pitos que un importante sector de la afición dedicó a su equipo. El catalán, como siempre, aseguró que el público «es soberano», y mostró su confianza en que sus jugadores sepan desde ahora convertir esa presión en motivación. «Cuando ellos están disconformes es porque hay algo que no les gusta. El objetivo tiene que ser darle la vuelta. Mi objetivo era cambiar esas dudas de la afición por nuestro juego. Nosotros éramos los culpables y ya hemos empezado a conseguirlo», destacó Herrera, antes de asegurar que «ha habido un momento en el que la gente ha vibrado con nosotros y hay que agarrarse a eso, no lo podemos soltar».

No ocultó el técnico del Sporting que su equipo tiene «un problema» con los lanzamientos de penalti. «Ya en los entrenamientos somos flojitos. Estamos tirando más estos días, sobre todo a puerta cerrada. En fin, espero que encontremos a alguien que asuma eso y que acierte, porque en este caso no ha sido más importante, pero hay que tenerlo en cuenta para partidos que sean de 0-0», lamentó Herrera, quien adelantó que en los próximos días continuarán entrenando este aspecto en Mareo para tratar de mejorarlo. En cuanto al penalti lanzado por Castro, muy criticado por la grada de El Molinón, Paco Herrera quiso restarle importancia: «Si lo hubiera levantado un poco más habría sido gol y quedaría en anécdota. Si lo quiere tirar así, que la pique un poquito más», bromeó el entrenador.

Por último, Paco Herrera destacó la importancia que tendrá en el plano personal para Stefan Scepovic los dos goles anotados ayer. «Necesitamos tener un delantero centro que aparezca en los primeros puestos de la clasificación de goleadores», explicó. El doblete, en su opinión, vendrá bien al serbio «para su moral y su confianza».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos