Una Segunda División de 'pata negra'

Una Segunda División de 'pata negra'
Imagen panorámica de El Molinón, con el tributo a Quini, antes del partido frente al Rayo. / ARNALDO GARCÍA

Hasta ocho equipos, a la espera del Elche, han competido más de veinte temporadas en Primera

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Rubén Baraja y Miguel Torrecilla llevan con las orejas tiesas y absortos con la planificación desde la eliminación en el 'play off'. No es para menos. El paisaje, todavía por definir dos actores del reparto -este fin de semana se sabrá si el Elche o el Villarreal B y si el Extremadura de Álex Barrera o el Cartagena suben y completan la cartelera-, anuncia la Segunda División más competitiva y con mayor pedigrí de las últimas décadas. «La primera premisa es tener más humildad y más autoexigencia en el club», alertó el preparador vallisoletano en la depresión del último partido del curso. Un aviso para navegantes de lo que viene.

Dieciséis equipos de veintidós -serían diecisiete si el Elche logra el ascenso- saben de sobra lo que es pelotear en Primera. Habrá poco perfil bajo el próximo curso en la División de Plata, aumentando la complicación. De hecho, ocho de ellos (Zaragoza, Deportivo, Sporting, Osasuna, Oviedo, Mallorca, Las Palmas y Granada) superan con holgura las veinte temporadas en la élite dentro de la histórica relación que confecciona la Liga en función del número de campañas de participación y, sobre todo, de puntos obtenidos en competición. Casi nada. Y siete de estos contendientes incluso estarían alojados en el 'top 20' de los que más temporadas han disputado en la categoría reina. Equipos de 'pata negra'.

Más Sporting

La consolidación en la élite de clubes como el Eibar, el Leganés y el Girona, a los que se sumará la próxima temporada el Huesca, con mucho menos historial, contrasta con el reciente derrumbe del Deportivo, Las Palmas y Málaga, además de la travesía por el desierto del Zaragoza, con una bonita colección de trofeos (tiene entre otros títulos seis Copas del Rey y una Recopa), y los gatillazos del Sporting, Osasuna y Granada. Los últimos descendidos se presentan como los pesos pesados de esta edición, bien musculados por la ayuda al descenso, que estaría por debajo de los 18 millones de euros, según las estimaciones que se hacen en Málaga, para el equipo de La Rosaleda, que hace cinco años se relamía con la 'Champions'. El Dépor, por su parte, se situaría en torno a los 13. Y en Las Palmas calculan entre 10 y 12 millones de euros de inyección.

Aunque en Mareo todavía están echando cuentas, recalculando al mismo tiempo que se elabora el nuevo proyecto, el Sporting se situaría de partida entre el cuarto y sexto equipo con el mayor presupuesto de Segunda División, muy igualado a los clubes que se encuentran a su nivel, con variables que podrían influir en esa situación y que todavía no se puede definir. Con respecto a los ingresos por los derechos de televisión, los tres descendidos serán los que más se llevarán, como es lógico, con el Zaragoza en cuarta posición y el Sporting en la quinta.

La energía del Mallorca

De abajo llega enérgico el Mallorca, club que tiene como propietario al empresario estadounidense Robert Sarver (dueño también de los Phoenix Suns de baloncesto), aunque la mayor grandeza está en sus vitrinas. Recuerdan que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor: subcampeón de la Recopa, una Copa del Rey y una Supercopa de España.

Al conjunto bermellón espera unirse el Elche este fin de semana, lanzado por el 2-0 que consiguió en el partido de ida frente al Villarreal B. No posee muchos títulos el equipo ilicitano, pero sí una historia importante en Primera, con 21 temporadas de participación. Diecisiete más tiene el Oviedo, que iniciará su cuarta campaña en Segunda más ambicioso. Y Osasuna, Granada y Tenerife... Competencia con solera.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos