Fútbol

La sensación de sentirse otra vez futbolista

María Yenes y Marta Nieto, en Mareo. / ARNALDO GARCÍA
María Yenes y Marta Nieto, en Mareo. / ARNALDO GARCÍA

María Yenes y Marta Nieto regresaron a la competición con el Sporting tras dejar atrás sus largas lesiones

DANI BUSTO GIJÓN.

Intentó levantarse y la pierna no le respondía: María Yenes se había roto el fémur. Sucedió el pasado 7 de abril, a causa de un accidente en moto. En un lance del juego, la pierna se le quedó clavada en el suelo y un mal giro de la rodilla le provocó un chasquido. Marta Nieto se rompió el ligamento cruzado anterior, hace ahora un año, en un partido amistoso de la Selección Asturiana contra el Urraca femenino.

Volver a sentirse futbolista es una grata sensación que han podido disfrutar, de primera mano, tanto María como Marta, las dos jugadoras del Sporting femenino que recientemente pisaron de nuevo el terreno de juego en partido oficial, una vez dejadas atrás sus respectivas lesiones. Ambas disputaron su primeros minutos de la temporada ante el Femiastur y el Gijón Fútbol Femenino, respectivamente, en lo que fue, para ellas, una especie de 'redebut', ya que atrás dejaban un largo proceso de recuperación.

La constancia ha tenido su recompensa. Y no siempre es sencillo sobreponerse a las incomodidades, ya que, tal y como asegura María, en toda etapa de rehabilitación «hay altibajos» y, en su caso, «había días en los que tenía más ánimo que otros».

El pasado domingo salió a jugar en el minuto 66 con «muchas ganas». Tanto fue así que María Yenes anotó el cuarto gol de su equipo, en el minuto 80, y dio una asistencia para el quinto, en el 89, frente al Femiastur. Contenta de haber podido ayudar a su equipo, la gijonesa señala que en su regreso, tanto las compañeras como su entrenador, Alejando Menéndez, le aconsejaron que «estuviera tranquila, que jugase como sabía y que disfrutara».

Hace tres semanas que Marta ha regresado a la competición. Los primeros consejos que recibió del técnico y de sus compañeras es que no se preocupase por su rodilla, que «eso no iba a volver a romper». Del mismo modo, le recordaron que «disfrutara jugando». La zaguera candasina recuerda que su regreso «fue muy emocionante» y destaca esa sensación de celebrar sobre el campo un gol de su equipo «sobre todo en un partido tan importante como fue el que jugamos ante el Gijón Fútbol Femenino».

Aunque su lesión en el fémur puso en pausa su progresión, María Yenes confía en recuperar cuanto antes el ritmo de competición. A nivel colectivo, la delantera rojiblanca se centra en el Sporting, equipo con el que tratará de «sumar el mayor número de puntos posibles» para estar en la parte alta de la clasificación. También espera aportar pronto su fútbol a la Selección Asturiana, desde la que le han transmitido «muchos ánimos» a lo largo de estos meses en los que la jugadora ha estado en el dique seco. Más trabajo le requerirá regresar a la Selección Española, en la que la competencia es muy alta, aunque María se lo marca como un reto de cara al futuro.

A pesar de que para Marta su lesión fue «un palo» porque estaba a punto de participar con la Selección Asturiana en el Campeonato de España, señala que hay que tener «fuerza de voluntad» y prefiere 'quemar' etapas para volver a recuperar las buenas sensaciones. «Lo que quiero es ir poco a poco para recuperarme bien, bien, e ir perdiendo el miedo a una recaída».

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos