«Me siento valorado por el club y la afición y me gustaría seguir aquí»

José Alberto, ayer, junto a una portería de madera./PALOMA UCHA
José Alberto, ayer, junto a una portería de madera. / PALOMA UCHA
José Alberto López. Entrenador del Sporting B

«Son chavales que tienen mucha hambre y eso te exige crecer día a día»

DANI BUSTOGIJÓN.

Como un grupo de buenos amigos, la plantilla y el cuerpo técnico del Sporting B celebró ayer una comida a las afueras de Gijón para despedir la temporada. El filial rojiblanco cuajó una gran campaña, en la que peleó hasta el último minuto por clasificarse para la última ronda de los 'play off' de ascenso a Segunda. El 'capitán' de la nave, José Alberto López (Oviedo, 1982), repasa para EL COMERCIO una temporada que tilda de «espectacular».

-¿Cómo están los jugadores? ¿Ya han recuperado los ánimos tras la derrota frente al Elche?

-Están disgustados por todo lo que pasó ayer -por el domingo-. Lo nuestro y lo del primer equipo. Y también con un sentimiento de pena porque al final se acaba una etapa de dos años de un grupo que ha trabajado muy a gusto. Hemos crecido juntos y tuvimos muy buenos resultados a todos los niveles, formativos y de rendimiento.

-Parece que se termina una etapa. Varios jugadores ya no estarán en el filial la próxima temporada.

-Sí, hay jugadores que acaban contrato, otros subirán al primer equipo y otros se tendrán que irse a otros clubes. Se rompe un grupo y es lo que más pena nos da. La gente de fuera se integró muy bien a lo que es Mareo, al sentimiento del Sporting y a los valores que deben tener los jugadores de este club. Han defendido el escudo de una manera espectacular y ejemplar.

-¿Qué balance hace de la temporada?

-Ha sido una temporada espectacular. No sabría poner una nota, pero creo que rozaría la matrícula de honor. A nivel formativo los chavales crecieron muchísimo a lo largo de esta campaña y también de la anterior. Todos los jugadores han tenido una progresión increíble. Y, a nivel colectivo, igual.

-Y, a nivel personal, ¿qué ha aprendido usted como entrenador?

-Este año, al igual que el anterior, somos mucho mejor cuerpo técnico. Este grupo nos ha exigido mucho. Son chavales que tienen mucha hambre y te exigen crecer día a día. Ha sido una exigencia mutua.

-En referencia a los resultados formativos, ¿ha echado en falta que alguno de sus jugadores haya logrado asentarse esta temporada en el primer equipo?

-Eso no depende de nosotros. Lo que depende de nosotros es preparar bien a los jugadores y ahí está nuestro trabajo, tanto a nivel individual como colectivo.

-De cara a la próxima temporada, muchos futbolistas del primer equipo ya no estarán en el club. ¿Cuántos jugadores del filial cree que están capacitados para dar este salto de categoría?

-Ahora mismo sería complicado decir una cifra. Es momento de reflexión, de analizar bien todo, de ver cómo van a quedar configuradas las plantillas... Y, en este caso, será el club el que decida estas cosas. Tanto Rubén Baraja como Miguel Torrecilla han visto todos nuestros partidos y están al tanto de los jugadores de los que disponemos y del nivel que tienen.

-¿Este filial puede ser la base del Sporting 2018-2019?

-No me toca a mí decidir, pero siempre que se ha acudido a Mareo el resultado ha sido bueno.

-¿Seguirá usted al frente del Sporting B para la próxima campaña?

-Tengo contrato en vigor y mi idea es seguir. Me siento valorado por el club, por la afición. Me gustaría poder seguir aquí.

-¿Le preocupa que los objetivos para la próxima temporada sean más exigente al haber dejado este año tan alto el listón?

-Para nada. Hay que tener sensatez. El filial ha hecho una temporada histórica y para el año que viene el objetivo del filial será el de siempre: promocionar y preparar jugadores para el primer equipo y mantenerse en la categoría, que era el de este año. Jugar un 'play off' era algo impensable al principio.

-¿Es esperanzadora la próxima generación de juveniles para reforzar al filial?

-Sí, el juvenil tiene muy buenos jugadores, pero hay que tener en cuenta que muchos de ellos son de segundo año y continuarán con el equipo de División de Honor.

-¿Es momento de descansar o ya le da vueltas a la planificación de la próxima campaña?

-Llevamos tiempo pensando en las situaciones que se pudieran dar la próxima temporada. Habrá juveniles que estén con el filial, como así tiene que ser, porque así es Mareo, y habrá jugadores que tendrán que venir de fuera, de 21 o 22 años, para poder ayudar, dar empaque y dar un nivel competitivo para cumplir los objetivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos