«La situación de Babin no está clara todavía», lamenta Paco Herrera

La continuidad del defensa francés sigue en el aire pese a los intentos de la dirección deportiva por reconducir su caso

V. M. ROBLEDO GIJÓN.

Si hay una posición en la que Paco Herrera tiene poco margen de maniobra a la hora de decidir su primer once es la de central. El técnico catalán cuenta solamente con el italiano Barba y el colombiano Quintero para formar su pareja de centrales en Alcorcón. El otro zaguero disponible en la plantilla, Babin, mantiene en el aire su futuro en el club, según reconoció el entrenador rojiblanco en una entrevista concedida al programa Gijón Ser Deportivos. «La situación de Babin no está clara todavía», explicó Herrera, que reconoció además que «hay que esperar» para resolver la situación de una u otra manera. El francés estuvo ayer reunido en las oficinas de Mareo al término del entrenamiento.

Herrera afirmó además que su equipo «está en construcción y tiene que mejorar», aunque reconoce que ha notado una importante evolución desde los primeros entrenamientos. «Veo que van cambiando las cosas. He visto a la gente mucho mejor en todos los sentidos, muy comprometidos», continuó el entrenador rojiblanco, para quien es «innegociable dejarse el alma en el campo».

La alineación para el estreno liguero del sábado en Alcorcón lleva varios días clara en la mente de Paco Herrera. El técnico, no obstante, aseguró que no ha sido fácil decantarse por un once ya que «hay tres o cuatro posiciones en las que otros jugadores también se han ganado el puesto».

Uno de los futbolistas que más ha llamado la atención del preparador catalán en la pretemporada ha sido el canterano Nacho Méndez. Herrera afirmó que «va a estar con nosotros», aunque su peso en la plantilla «dependerá de lo que vaya creciendo». En una situación similar se encuentran Pedro Díaz y Dani Martín. «Son tres jugadores que pueden alternar los dos equipos», concluyó el catalán.

Para completar el centro del campo, Paco Herrera aseguró que maneja la opción de situar ahí a Moi Gómez: «Lo valoro como mediocentro. Poco a poco voy acercándolo a esas posiciones». En cuanto a los centrales, más allá de la situación de Babin, el técnico reconoció que Barba no tendrá problemas de adaptación al equipo, aunque sí manifestó sus dudas en ese aspecto con el colombiano Quintero, al que definió como «el jugador más alejado del fútbol español en cuanto a conceptos».

Herrera continuó explicando que no se ceñirá a un dibujo táctico predeterminado. «Prefiero ver qué tengo y sobre ello analizar cómo vamos a jugar», resumió antes de explicar que «los extremos puros no están apareciendo y tenemos mucha gente ofensiva, eso seguramente me obligue a jugar en ciertos momentos con tres arriba».

Por último, Paco Herrera insistió en que el equipo «necesitaría dos semanas más de pretemporada» para alcanzar el estado óptimo. No obstante, el entrenador considera que el Sporting «tiene calidad suficiente como para que la meta sea llegar a la meta al final de la carrera entre los dos primeros». Como curiosidad, Herrera adelantó que recuperará el banquillo del lado izquierdo del túnel de vestuarios en los partidos en El Molinón.

Fotos

Vídeos