«Me ha sorprendido el recibimiento del vestuario»

A. MAESE GIJÓN.

Dos ingredientes son fundamentales en los equipos de Rubén Baraja: «La primera es que la plantilla quiera cambiar la dinámica y la segunda, que los jugadores de un paso adelante». De los dos, una se podría ver reflejada mañana ante el Tenerife, pero la otra, según el entrenador, ya lo ha notado en el vestuario desde el primer día que lo pisó. «Llevamos poco tiempo, pero me ha sorprendido el recibimiento y la sensación de cariño. Ha sido una llegada con mucha intensidad», comentó el preparador.

Respecto al estado en el que se encuentran los jugadores, Baraja explicó que «a la plantilla la he encontrado con la predisposición necesaria para salir hacia adelante. Los jugadores están muy comprometidos», pero también dejó un mensaje claro a sus hombres: «Cuando estás en un equipo de esta magnitud, hay cosas que son innegociables, como la actitud y las ganas de querer mejorar».

Con cinco sesiones para preparar el duelo de mañana, Baraja intentará dejar su sello en el Sporting que se enfrentará al cuadro canario. Al menos, así lo aseguró ayer. «Tengo una idea de juego, un planteamiento y voy a intentar llevarlo a cabo», subrayó el entrenador

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos