Sporting

El Sporting se aferra a Rubén Baraja

raja dirige la sesión matinal de ayer en Mareo, con Bergantiños y Diego Mariño al fondo. /PALOMA UCHA
raja dirige la sesión matinal de ayer en Mareo, con Bergantiños y Diego Mariño al fondo. / PALOMA UCHA

El técnico vallisoletano se estrena en el banquillo ante el Tenerife con dos delanteros en la alineación | Bergantiños tiene opciones de liderar el centro del campo, junto a Nacho Méndez, en detrimento de Álex Pérez, que regresará a la defensa

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

El Molinón abrirá esta tarde sus puertas por última vez en 2017. Y lo hará para recibir al Tenerife. Subirán las temperaturas, el sol acompañará a lo largo de la jornada después de varios días de lluvia en Gijón y el Sporting estrenará entrenador. Tras cinco días al mando, Rubén Baraja pasará su primer examen como entrenador rojiblanco. Lo hará con la difícil tarea de intentar reconducir a un grupo de futbolistas que atraviesan su peor racha de fútbol y de resultados desde que comenzó la competición en el mes de agosto.

Los mensajes de optimismo y ambición han llenado el vestuario a lo largo de la semana. Fue la primera premisa del nuevo cuerpo técnico para intentar sacar de la pequeña depresión en la que se encuentra inmerso el Sporting en las últimas jornadas. Atrás queda el adiós de Paco Herrera, un hombre que se vio incapaz para alcanzar la salida del laberinto en el que se perdió semanas atrás.

Su marcha ha supuesto un traspiés para la plantilla, que despidió con tristeza al técnico catalán. Pero en el mundo del fútbol marcan los resultados y el Sporting necesitaba con carácter de urgencia un cambio radical para intentar recuperar las posiciones perdidas.

La primera toma de contacto de Baraja con sus pupilos dejó un pequeño boceto de lo que quiere lograr el preparador en Gijón. Su primera gran obsesión se encuentra en la línea defensiva. «Quiero un equipo sólido», explicó al respecto el viernes.

Más Sporting

A diferencia de Herrera en las últimas semanas, salvo en Barcelona, 'Pipo' no recurrirá a una defensa con cinco futbolistas. Su estrategia pasa por reforzar la banda izquierda con Canella e Isma López. El navarro adelantará su posición para dar cabida en el once al lavianés. Así, Baraja utilizará una banda con mayor carácter defensivo que lo habitual, pero sin olvidar el ataque con la profundidad que ofrecen ambos.

La incógnita está en conocer quién ocupará el lateral derecho. En principio, Juan Rodríguez repetirá en dicha posición, aunque el canterano Adri Montoro también tiene opciones de debutar con el primer equipo después de completar su segunda semana, primero a las órdenes de Herrera y después bajo el mandato de Rubén Baraja.

La vuelta de Bergantiños

El centro de la zaga será para los centrales con más minutos de la plantilla. El regreso de Álex Bergantiños, que en principio está recuperado de la lesión que sufrió ante el Zaragoza, marca la alineación elegida por el nuevo cuerpo técnico. Su titularidad retrasará la posición de Álex Pérez, que volverá a formar pareja en defensa con Federico Barba.

Se refirió al liderazgo del vestuario Baraja el viernes al afirmar que «los jugadores con experiencia en el club y en la categoría deberán dar un paso adelante». Entre ellos se encuentra Bergantiños, uno de los habituales en el presente curso, que se volverá a encargar, salvo giro inesperado de los acontecimientos, de guiar al Sporting hacia la victoria ante el Tenerife. A su lado, un canterano como Nacho Méndez, que no se bajará de la alineación esta tarde en El Molinón.

Tanto el gallego como el asturiano estarán acompañados de dos hombres en las bandas. La segunda línea de cuatro jugadores la completará Carlos Carmona en la banda derecha, con el ya mencionado Isma López en el lado opuesto.

Lo más llamativo en el dibujo de Baraja es la apuesta por dos delanteros en el once inicial. Uno de los esquemas tácticos más clásicos en el mundo del fútbol, que en los últimos años no ha funcionado en el Sporting pese al intento de varios técnicos por buscar mayor mordiente en los últimos metros con una dupla de arietes.

'Pipo' dejó sin vestir, por decisión técnica, a Juan Quintero y Borja Viguera. El riojano volverá a ver un partido del Sporting en El Molinón desde la grada después de haber sido titular en Barcelona. Su ausencia en la citación deja abierto el camino para Michael Santos y Stefan, que serán los encargados para el gol ante un Tenerife que llega después de golear a Reus en su casa.

El cuadro de José Luis Martí suma 25 puntos, uno más que el Sporting y, al igual que los rojiblancos, lucha por acomodarse en la zona alta de la clasificación. Como local aún no conoce la derrota, pero lejos de las islas es un equipo que muestra más debilidades. Esas que querrá encontrar Rubén Baraja en su estreno ante su nueva afición que espera que cambie la dinámica.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos