El Sporting aguarda por el central Mikel González

Mikel González, en el centro, durante su último entrenamiento con la Real Sociedad.
Mikel González, en el centro, durante su último entrenamiento con la Real Sociedad. / ARIZMENDI

La dirección deportiva no descarta la salida de Babin, aunque exigirá una compensación económica para acceder a su baja

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

El Sporting espera tener cerrada su nómina de centrales en los próximos días, una petición pública y expresa de Paco Herrera para comenzar a asentar los cimientos del equipo antes del inicio de la competición. Tras la llegada del italiano Federico Barba y el inminente aterrizaje en Asturias del colombiano Juan Quintero, el club trabaja para cerrar la incorporación del último nombre. El mejor posicionado sigue siendo el exrealista Mikel González, que continúa analizando todas opciones que tiene sobre la mesa para continuar su carrera deportiva tras toda una vida vinculado al equipo de San Sebastián.

Mikel González ha mantenido varios contactos con el Sporting para incorporarse al equipo. La dirección deportiva, no obstante, no quiere alargar mucho más tiempo la operación, por lo que el jugador deberá decidir en los próximos días si recala en Mareo o si, por el contrario, se decanta por otra opción. Miguel Torrecilla aseguró durante la presentación de Federico Barba que el Sporting no había presentado una oferta en firme por el futbolista, aunque no negó el interés en hacerse con sus servicios. «Es un jugador que está en el mercado y ya veremos si finalmente la hacemos», afirmó.

Mikel González ha despertado el interés de varios equipos de Segunda, como el Zaragoza, y tiene ofertas del fútbol extranjero superiores en el aspecto económico a lo que le ofrece el Sporting, aunque el jugador ha manifestado en sus conversaciones con la dirección deportiva rojiblanca que ve con buenos ojos el proyecto deportivo que se está construyendo alrededor de Paco Herrera.

La de Mikel González no es la única operación que tiene abierta el Sporting para terminar de definir su zaga. Los movimientos, no obstante, no se limitan solamente a las llegadas, sino también a posibles bajas. En ese sentido, desde Mareo no se descarta que Babin abandone el Sporting antes del cierre del mercado. La dirección deportiva no considera imprescindible al jugador francés de cara al nuevo proyecto, aunque no accederá a su salida a cualquier precio. Babin tiene contrato hasta 2019 y su adiós solo se producirá con una propuesta de traspaso.

El futbolista no ha ocultado su malestar en las primeras semanas de pretemporada después de que el club le negara en junio el permiso para participar con la selección de Martinica en la Copa de Oro, tal como, él asegura, le había prometido en su día Nico Rodríguez. Entonces, la situación se resolvió con la apertura de un expediente disciplinario.

Paco Herrera reconoció en su primera comparecencia pública tras el inicio de los entrenamientos que había intentado hablar por teléfono con Babin durante las vacaciones, pero todos los intentos resultaron en vano. «Lo veo raro», respondió el técnico la pasada semana al ser preguntado por el estado en que se encuentra el jugador francés, que se ha ejercitado al margen del grupo en los últimos días por unas molestias.

Fotos

Vídeos