«Necesitamos que la afición nos ayude»

Rubén Baraja contempla el entrenamiento de ayer, acompañado de su cuerpo técnico./ARNALDO GARCÍA
Rubén Baraja contempla el entrenamiento de ayer, acompañado de su cuerpo técnico. / ARNALDO GARCÍA

Baraja espera que El Molinón presente su mejor versión en un partido clave para el ascenso

VÍCTOR M. ROBLEDOGIJÓN.

Llegado el tramo decisivo de la temporada, Rubén Baraja parece especialmente preocupado en evitar que el ambiente de euforia descentre a la plantilla del Sporting antes de afrontar el último esprint. El técnico volvió a incidir en la dificultad de la categoría antes de afrontar un partido ante el Albacete que, según deslizó, puede dar a los rojiblancos «la posibilidad de mantenernos arriba y de meter presión» de cara a los futuros duelos directos entre candidatos al ascenso.

Baraja evitó poner el foco más allá del partido de mañana y aseguró estar «absolutamente centrado» en el enfrentamiento al cuadro manchego. «Es importante para nuestros objetivos sumar de tres y además hacerlo en casa», admitió el técnico vallisoletano, que aprovechó su comparecencia para hacer un llamamiento a la afición rojiblanca: «Queremos encontrar un ambiente que nos ayude, porque no va a ser ni mucho menos fácil. Necesitamos que El Molinón sea una olla a presión en la que sintamos que aprieta como viene haciendo en los últimos partidos».

El técnico del Sporting tuvo palabras de elogio para el Albacete, del que destacó que «es un equipo que te lleva al juego directo y a los golpeos sobre los puntas». El plan rojiblanco pasa por «tratar de interpretar bien el partido y lo que tenemos que hacer». Baraja, además, recordó la buena dinámica del conjunto manchego a domicilio. «El Albacete viene sin perder fuera de casa desde enero contra el Córdoba. Ha sido capaz de empatar en Vallecas, en Huesca y en Oviedo, y en los últimos cinco partidos suma tres empates y dos derrotas. No nos va a regalar nada», advirtió.

Cerca del primer objetivo

Baraja espera «hacer bueno el punto de Cádiz» con una victoria, ya que daría al Sporting nueve puntos de ventaja sobre el séptimo clasificado, con apenas quince aún en juego. «El primer objetivo estaría más cercano, que es estar en promoción», aseguró. En ese sentido, el técnico recalcó que el equipo tiene que «estar preparado para cualquier situación» a nivel clasificatorio, aunque no ocultó que « nuestra ambición pasa por ir a buscar el ascenso directo». «Yo entiendo la ilusión del entorno y la comparto, pero no podemos despistarnos con cosas que no conducen a nada», explicó.

Preguntado por si la brecha abierta entre los tres primeros y el cuarto clasificado, Baraja aseguró que no descarta «a nadie» en la pelea por el ascenso directo. «Aunque tengamos siete puntos sobre el cuarto, es una categoría muy traicionera y no podemos dar cosas por hechas», puntualizó el entrenador del Sporting.

Baraja ocultó sus planes en la penúltima sesión de la jornada, celebrada a puerta cerrada en El Molinón. En todo caso, la alineación que presente el técnico mañana ante el Albacete no será muy diferente de la utilizada el pasado domingo en la visita a Cádiz. Quintero y Santos se mantienen como bajas, mientras que Hernán y Guitián se han reincorporado esta semana al grupo. Baraja valoró positivamente el hecho de que la enfermería rojiblanca se vaya vaciando de cara al final, ya que «todos los jugadores son importantes y necesitamos que estén bien».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos