La Primera se gana fuera

La Primera se gana fuera
Varios jugadores, entre ellos Calavera, Mesa, Carmona y Jony, eufóricos tras el gol ante el Rayo. / ARIENZA

El Sporting afronta las diez últimas citas con seis desplazamientos y cuatro partidos en Gijón

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

«Esto es una carrera de fondo. Lo importante es estar bien situados en el esprint final», observaba la semana pasada el gallego Álex Bergantiños. «En los diez últimos partidos», precisaba Paco Herrera hace ya varios meses. Ahí, observaba siempre el desaparecido Luis Aragonés, se cuecen los éxitos y se confirman los fracasos. En el momento de la definición. Y a zancadas, subiendo como la espuma y sin perder burbuja en la ascensión, llega este Sporting a la hora de la verdad, situado a dos puntos del ascenso directo y con el depósito lleno. Comienza la cuenta atrás. Diez partidos. La ruta '30' de Segunda.

El último repecho promete dureza y demanda un mayúsculo último sacrificio. «Hasta el último minuto del último partido», como anuncia el estadio de Santo Domingo, que fue el punto de partida del proyecto. Para los más nerviosos, el terreno se presentará demasiado escarpado. Pero con la inercia actual del Sporting, posiblemente sea el mejor camino para acomodarse en las dos primeras posiciones. Porque en esa decena de partidos afloran cuatro frente a rivales directos: Valladolid, Cádiz, Zaragoza y Granada. Tres de ellos -los tres primeros-, fuera de los muros de El Molinón. El cuarto, frente al cuadro nazarí, con el sportinguismo en ebullición.

Más Sporting

Esa es, precisamente, una de las particularidades del calendario del Sporting, que solo competirá cuatro veces como anfitrión frente a seis como forastero. Y Baraja ha levantado un cadavérico proyecto con muchos aportes y, sobre todo, con un ejercicio en El Molinón que no admite 'peros'. Ocho de ocho. Pleno, con 24 puntos de 24 posibles. Los viajes, por contra, dejaban un regusto diferente. Hasta el desplazamiento a Lorca. Un empate que se enriqueció con dos victorias, una de pedigrí en El Alcoraz, dentro de cinco triunfos consecutivos.

«Es el equipo del momento»

En las oficinas de Mareo alguno opta por no mirar el calendario, pero la realidad es que el ascenso directo ha dejado de ser una fantasía. «Ahora mismo, el Sporting es el equipo del momento», confirma en la lejanía José Luis Oltra, quien hasta hace una semana entrenaba al Granada, otro de los candidatos al premio gordo. «Si tomamos en cuenta los últimos partidos, creo que es el que más ha crecido, el que tiene un estado anímico mejor y el que está obteniendo los mejores resultados», detecta el técnico valenciano. Lo respalda Juan Muñiz, canterano de Mareo enrolado en el Nástic: «Ahora mismo el Sporting es el que más en forma está y tiene toda la pinta de que, si sigue así, va a subir directo. Pero hay que tener cuidado. La Segunda es complicada».

Tras el desplazamiento a Almería y la visita del Reus, el orden clasificatorio indica que el paquete fuerte de partidos se iniciará en mitad del próximo mes de abril y finalizará en el desperezamiento de mayo, en La Romareda. Serán un total de tres viajes: Valladolid, Cádiz y Zaragoza. Y un encuentro en El Molinón ante el corajudo Albacete de Enrique Martín Monreal, que solo ha perdido un partido de los últimos nueve. Después de eso, el Barça B se plantará en Gijón, volará el Sporting a Tenerife, recibirá al Granada y precintará el curso frente al Córdoba de Sandoval.

Las curvas no son exclusivas del Sporting. También tienen los rivales directos. De entre los once primeros clasificados, excluyendo al equipo de Baraja, saldrán la friolera de diecisiete partidos de alto voltaje, algunos tan volcánicos como el Rayo-Cádiz que anuncia la cartelera del fin de semana. Todo con un Sporting lanzado. «Está en una racha ascendente. En este momento es uno de los serios aspirantes», confirma Martín Monreal, que añade el ingrediente emocional: «El desgraciado fallecimiento del amigo Quini les ha dado una fuerza añadida. Hay un componente emocional especial en ese grupo, además del futbolístico, claro, en el que no anda corto».

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos