El codiciado Nahuel se cruza al fin en el camino del Sporting

Nahuel Leiva, cuando era centrocampista del Villarreal. /REUTERS
Nahuel Leiva, cuando era centrocampista del Villarreal. / REUTERS

El argentino, cedido por el Villarreal, estuvo en la órbita rojiblanca en los dos últimos veranos como posible refuerzo para la banda izquierda

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Tras confirmarse la salida de Jony rumbo al Málaga en el verano de 2016, la dirección deportiva del Sporting centró buena parte de sus esfuerzos en concretar la llegada de Nahuel Leiva. El joven jugador argentino recibió una propuesta en firme de Nico Rodríguez que contaba con el visto bueno de su club, el Villarreal, pero la posterior oferta del Betis rompió una operación que parecía encarrilada.

Nahuel se fue dos años cedido al conjunto verdiblanco. El pasado mercado invernal, antes de que se concretara el regreso de Jony a Gijón, Miguel Torrecilla preguntó por la situación del argentino en el Betis, que acabaría rescindiendo su contrato de cesión para irse a préstamo al filial del Barça desde el Villarreal. Los técnicos confiaban en que su llegada, unida asu experiencia en Primera División, sirviera para reactivar a un equipo que comenzaba a moverse al borde del abismo de los puestos de descenso, pero no ha resultado suficiente.

Desde su llegada al Barça B, Nahuel ha disputado catorce partidos y ha anotado tres goles. Su entrada en el equipo fue prometedora y vino acompañada de varias victorias, pero su influencia en el juego no tardó en diluirse. En todo caso, buena parte de las aspiraciones de permanencia del filial barcelonista pasan por la inspiración del argentino, que no continuará en Barcelona la próxima temporada pese a que en el acuerdo entre los clubes para su cesión se incluyó una opción de compra.

El partido de esta tarde significará también el regreso a El Molinón del gijonés Cristian Rivera, formado en las categorías inferiores del Sporting y que abandonó la Escuela de Fútbol de Mareo en el verano de 2014, con 16 años de edad. Rivera fichó posteriormente por el Oviedo, con el que llegó a debutar en Segunda, y se incorporó en 2016 a la disciplina del Eibar. En el pasado mercado invernal, al igual que sucedió con Nahuel Leiva, el centrocampista asturiano recaló en el filial del Barcelona en calidad de cedido. Tras perderse la pasada jornada por sanción, hoy volverá al once titular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos