Sporting

Sporting | Las coordenadas del mapa de Torrecilla

Sporting | Las coordenadas del mapa de Torrecilla

El director deportivo del Sporting necesita renovar el eje de la línea defensiva y mantiene conversaciones con un zaguero extranjero | El salmantino busca en el mercado dos centrales, un mediocentro creativo y un extremo

IVÁN ÁLVAREZ GIJÓN.

Con cautela para no errar en el trazo de la jugada, Miguel Torrecilla se mueve con sigilo en la multitudinaria partida de ajedrez del mercado de traspasos de Segunda División. El director deportivo sportinguista, encargado de diseñar desde los despachos la plantilla rojiblanca que pelee por el regreso a la élite del fútbol nacional, comienza a mostrar su sello en la remodelación que acometerá el conjunto gijonés a las órdenes de Paco Herrera.

En una ventana de incorporaciones en la que muchos clubes han esprintado al inicio para asentar la nueva columna vertebral de sus vestuarios, el Sporting ha sido el último de la categoría en cerrar su primera incorporación este verano. Frente al ritmo frenético en los despachos del Granada, el Zaragoza y el Alcorcón, que esta semana ilustró su metamorfosis con la presentación conjunta de sus catorce refuerzos, el nuevo director deportivo sportinguista ha inaugurado el capítulo de refuerzos con la pretemporada ya iniciada, fiel a esa máxima en las secretarías técnicas de anticipar las despedidas a las bienvenidas.

MÁS NOTICIAS

Nacho Cases y Cuéllar se fueron del club entre lágrimas de emoción y a Mareo han llegado con la pretensión de añadir nuevos ascensos en sus currículos deportivos Álex Bergantiños y Stefan Scepovic. Agregado pundonor a la medular con la llegada del coruñés y olfato goleador a la delantera con el regreso de un ariete de eficacia probada en El Molinón como el serbio, Torrecilla continúa peinando el mercado con unas premisas claras para elaborar una plantilla compensada y competitiva.

El salmantino tiene varios frentes abiertos, con especial prioridad a los refuerzos para el eje de la zaga. El último ascenso sportinguista se cimentó en una granítica defensa que convirtió a Cuéllar en el guardameta menos goleado de la categoría y a ese precedente exitoso se une la actual coyuntura en la retaguardia. Con Amorebieta en Argentina para continuar su carrera en Independiente de Avellaneda y Meré en rampa de salida, el director deportivo rojiblanco asume la necesidad de contratar a dos zagueros para reemplazarles y ya mantiene conversaciones con un central extranjero.

La parcela central de la retaguardia está marcada en rojo en la agenda de Torrecilla, atento a todas las posibilidades que ofrecen las etapas de cambio en el mercado estival, como la que afronta Mikel González. «Es un jugador que se encuentra en el mercado y seguro que está encima de la mesa de muchos directores deportivos», expuso en la presentación de Scepovic el técnico salmantino acerca del zaguero guipuzcoano, al que también sigue de cerca Osasuna después de expirar su vínculo contractual con la Real Sociedad. El club navarro, que ha tirado de talonario para reconstruir su frente de ataque con las llegadas de Quique y David Rodríguez, además de apuntalar su portería con el fichaje de Sergio Herrera, rivaliza dentro y fuera del campo por volver a Primera con el Sporting.

En su propósito de recuperar su lugar entre los veinte mejores equipos de España, la entidad gijonesa debe acometer la incorporación de un mediocentro de perfil creativo, un cerebro capaz de ordenar la ofensiva propuesta futbolística que Paco Herrera trata de imprimir a todos sus equipos.

A pesar de que el técnico barcelonés sigue de cerca en los primeros días de pretemporada a canteranos de ese perfil en la medular como Nacho Méndez y Pedro Díaz, el catalán solo tiene en la primera plantilla a Sergio y Bergantiños, más orientados a las labores de contención, por lo que Torrecilla tratará de aportarle un efectivo que reúne soltura con el balón para capaz de llevar la manija del equipo en El Molinón.

La búsqueda de una brújula sobre el césped estará acompañada de nuevos aires en el costado del ataque sportinguista. Herrera detectó sobrepoblación de futbolistas con tendencia interior y escasez de extremos capaces de desbordar en velocidad por el costado, una carencia en el equipo desde la salida de Jony y solo subsanada de manera efímera con la tardía eclosión de Burgui en la segunda mitad de la pasada campaña. Un nuevo puñal que ayude a marcar el rumbo del nuevo Sporting, el que continúa perfilando Torrecilla con unas coordenadas claras en su mapa.

Fotos

Vídeos