El Sporting espera que el Huesca no gane hoy para aguantar la tercera plaza

Dos futbolistas pugnan por un balón en el Valladolid-Nástic, con victoria de los segundos. / LA LIGA
Dos futbolistas pugnan por un balón en el Valladolid-Nástic, con victoria de los segundos. / LA LIGA

El equipo de Rubi se mide al Zaragoza en el cierre de una jornada en la que, de los ocho primeros clasificados, solo el Numancia sumó de tres

J. BARRIO GIJÓN.

La hambruna en la jornada trece no fue exclusiva del Sporting, que no salió muy abollado del fin de semana, pese a que su situación anunciaba un desplome en la clasificación tras la dolorosa derrota en Reus. Un punto allí, de hecho, habría sido un botín muy suculento con el desarrollo de la jornada y lo sucedido en otros campos. En cualquier caso, la caprichosa secuencia de resultados que se dio el domingo permitió al Sporting aguantar el tercer puesto, a solo un punto del ascenso directo, que marcan el Granada y el Lugo. Falta, no obstante, la contienda de esta noche del Huesca, que podría alterar esta realidad si logra una victoria.

A la espera de ver cómo se resuelve el choque de esta noche, que en el peor de los casos dejaría al Sporting cuarto, el orden de la tabla casi permaneció intacto ayer. Porque, con la salvedad del Numancia, que venció al Alcorcón en Los Pajaritos el viernes, ninguno de los ocho primeros clasificados logró sumar de tres y dispararse hacia las alturas. La Segunda División sigue registrando una igualdad histórica, agarrando por los pies al proyecto que amenaza con saltar del pelotón y volar en la tabla.

Resulta difícil apreciar una fortaleza clara y estable en algún punto concreto de la División de Plata. Osasuna, por ejemplo, se enredó con el Granada en El Sadar, que escenificó un reparto salomónico de puntos. No hace tanto parecían intratables los 'rojillos', que noquearon con sonrojante superioridad al Sporting hace varias jornadas, pero lo cierto es que se han atascado en los cuatro últimos partidos. No han claudicado en ninguno de ellos, es cierto, pero tampoco han podido rebañar los tres puntos en ese largo margen, perdiendo gas en la clasificación.

En estado de gracia compareció el Lugo en el Carlos Tartiere, donde aumentaba su liderazgo de forma temporal adelantándose en el marcador y engordando su estadística de ocasiones. El paso por los vestuarios, no obstante, no le sentó bien. El Oviedo se levantó y terminó venciendo, con lo que el punto del Granada le sirvió para alcanzarle y desplazarle del liderato por su mejor diferencia de goles. Los dos suman 23 puntos en este momento del viaje.

El mayor perjudicado

El mayor perjudicado de la jornada fue el Valladolid de Luis César Sampedro, próximo rival del Sporting en El Molinón. En un día propicio para subir como la espuma, los pucelanos fueron atropellados contra pronóstico por el Nástic, rey en Zorrilla con una sonora goleada (0-3). El Valladolid llegará a Gijón con sus heridas todavía supurando, despeñado hasta la octava posición de la tabla. Tampoco pudo ganar el Rayo, que empató con el Albacete (1-1), ni el Tenerife, que se fue con el mismo resultado de su enfrentamiento con el Sevilla Atlético.

El único con opción a escalar fue el Numancia, derrotando el viernes al Alcorcón en Soria, y está por ver qué sucede esta noche con el Huesca. El equipo de Rubi recibe al Zaragoza, en el derbi aragonés, con capacidad para desplazar al Sporting de esa tercera plaza.

Fotos

Vídeos