«El Sporting es un club de Primera y espero devolverlo al lugar donde se merece»

Francisco Molinero, ayer, a su llegada a Gijón, procedente de Madrid. / AURELIO FLÓREZ
Francisco Molinero, ayer, a su llegada a Gijón, procedente de Madrid. / AURELIO FLÓREZ

Francisco Molinero pasará el reconocimiento médico esta mañana en Mareo antes de firmar su compromiso con el club para las dos próximas temporadas

A. MAESE GIJÓN.

No llovía cuando llegó a Gijón el segundo fichaje del Sporting, pero Francisco Molinero tuvo que atravesar las tormentas que inundaron media Asturias antes de entrar en la ciudad en la que vivirá los dos próximos años, siempre que complete el examen médico al que se someterá esta mañana antes de firmar su nuevo contrato.

El lateral de 32 años llegó al hotel en su vehículo particular y solo. Después de recorrer media España, estacionó su coche en el aparcamiento antes de saludar al delegado del Sporting, Mario Cotelo, y al jefe de Prensa, José Luis Rubiera, que le esperaban desde las ocho de la tarde para darle la bienvenida a su nuevo club.

Faltaba un cuarto de hora para que dieran las nueve de la noche cuando el futbolista salió a la calle para explicar los motivos que le habían llevado a firmar con el club rojiblanco. Molinero dio el visto bueno a su incorporación por el Sporting hace unos días y tan solo le quedó esperar a que ambos clubes llegaran a un acuerdo que se selló ayer.

«Estoy muy contento de estar en Gijón. Tan solo me queda pasar el reconocimiento y firmar el contrato», afirmó la segunda incorporación de Miguel Torrecilla para una posición que necesita un refuerzo más. El lateral derecho ya tiene un huésped. Ahora falta que el director deportivo encuentre un futbolista que le genere competencia al recién llegado.

Más Sporting

Molinero aterriza en Gijón procedente del Getafe y lo hace con la carta de Libertad. El toledano firmará por las próximas dos temporadas, pese a que en un primer momento se había negociado una temporada, más otra opcional.

Vestido con una camiseta de manga corta y unas bermudas, el nuevo futbolista del Sporting se mostró encantado por incorporarse al nuevo proyecto de Rubén Baraja. Molinero fue una de las piezas clave del equipo que logró el ascenso a Primera División en Getafe, pero, con el equipo en la máxima categoría, perdió su sitio en el once inicial hasta el punto de tener que buscarse una salida.

Su destino es el Sporting. «Lo elegí porque todos sabemos lo que es el club. Un equipo histórico de Primera División. Espero devolverlo al lugar donde se merece», indicó el futbolista antes de retirarse a su habitación para descansar.

Esta mañana conocerá las instalaciones rojiblancas. Allí realizará las pruebas que sus nuevos compañeros completaron hace unos días. Después de recibir la aprobación por parte de los servicios médicos del Sporting, Molinero subirá a las oficinas para firmar su nuevo contrato con la entidad rojiblanca. Una vez que se oficialice su incorporación, se vestirá de corto para saltar al campo número dos vestido de rojiblanco.

Senda de La Camocha

En principio, si no hay novedad, el toledano se integrará en el trabajo del grupo por la tarde. Durante la mañana no coincidirá con sus nuevos compañeros, ya que los planes de trabajo llevarán a los rojiblancos a recorrer la senda de La Camocha durante la mañana. Una vez que el equipo llegue a Mareo, quedará concentrado en la Escuela de Fútbol de Mareo, donde comerá antes de regresar al trabajo en los terrenos de juego. A partir de las 18.30 horas, comenzará el segundo entrenamiento de la jornada, en el que se espera que Molinero se estrene a las órdenes de Rubén Baraja.

El segundo fichaje del Sporting ya es una realidad. Según lo previsto, se espera que no sea el único que llegue esta semana. La directiva rojiblanca espera cerrar las negociaciones por varios futbolistas que se encuentran en su órbita además de oficializar las salidas de futbolistas como Babin y Rachid que no cuentan para Baraja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos