Sporting

El Sporting da un paso adelante (2 - 1)

Lora celebra el primer tanto del encuentro frente al Granada. /Damián Arienza
Lora celebra el primer tanto del encuentro frente al Granada. / Damián Arienza

La victoria ante el Granada clasifica a los rojiblancos para el 'play off'

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

La temporada se alargará al menos una semana más de lo previsto. El Sporting volvió a ser el que era, se mostró sólido en defensa, gracias a un notable trabajo de Bergantiños y sus cuatro hombres más ofensivos se encuentran en plena recuperación de sus mejores versiones.

Por extraño que resulte, los goles no los firmaron ninguno de los atacantes. El Molinón vivió el estreno goleador de esta temporada de Alberto Lora, que fue la gran novedad en la alineación, y de Federico Barba, que cabeceó un saque de esquina ejecutado por Carlos Carmona.

2 Sporting

Mariño; Lora (Calavera, m. 88), Álex Pérez, Barba, Canella; Bergantiños, Sergio, Jony, Carmona, Rubén García (Pablo Pérez, m. 66) y Santos (Álex López, m. 82).

1 Granada

Rui Silva; Víctor Díaz, Chico Flores, Germán, Álex Martínez; Baena, Alberto Martín (Pedro, m. 65), Montoro, Espinosa (Joselu, m. 75), Machís (Antonio Puertas, m. 77); y Adrián Ramos.

goles
1-0: m. 18, Alberto Lora. 1-1: m. 52, Germán. 2-1: m. 60, Barba.
Árbitro
Díaz de Mera. En el Sporting amonestó a Michael Santos. Por parte del Granada vieron amarilla Montoro, Raúl Baena.
incidencias
partido disputado en El Molinón ante 19.846 espectadores.

El mallorquín estuvo muy cerca de marcar el gol del año con una espectacularidad chilena que Rui Silva evitó ante el asombro de un estadio que volvió a rugir como en las mejores ocasiones.

Antes de que Carmona levantara a El Molinón con su remate, Santos se inventó una jugada cuando estaba sin ángulo pegado a la línea de cal para dejar atrás a un Chico Flores que tan solo pudo ver como el máximo goleador del Sporting se disfrazó de asistente para ceder a Lora su primer tanto de la campaña.

El lateral lo celebró con rabia, al igual que el sportinguismo. El de Mostoles le dedicó el gol a su mujer y después se le llenaron los ojos de lágrimas. Esas que mostraron la difícil temporada que está viviendo el lateral.

El gol trajo tranquilidad y permitió a los hombres de Rubén Baraja, que vio el partido desde la grada por la sanción, tener controlado el juego hasta el descanso. Los quince minutos no sentaron bien a los rojiblancos que salieron dormidos. Ello ayudó a que el Granada despertara e igualara la contienda.

La respuesta no se hizo esperar. Barba remató a los ocho minutos un saque de esquina para volver a adelantar a un Sporting que supo sufrir hasta el final con un centro del campo liderado por un Bergantiños al que poco parece afectarle la presión de las últimas jornadas.

La Segunda se ha vuelto más caótica que nunca, con victorias inesperadas y varios equipos inmersos en la lucha por lograr lo que esta noche consiguieron los rojiblancos. Baraja ha conseguido enderezar de nuevo el rumbo. Ahora toca dar el siguiente paso en Córdoba. La tercera plaza es importante para encarar las eliminatorias de ascenso con cierta ventaja ante tus rivales.

La mejor noticia fueron los tres puntos y la las buenas sensaciones transmitidas por el equipo sobre el verde. La recuperación del vestuario parece estar en camino. Si sigue así llegará a tiempo para un final de vértigo.

Más información

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos