El cuadro gijonés iguala la marca de triunfos seguidos del Sporting de Novoa

Mariño atrapa el balón ante la presencia de Lekic. / A. GARCÍA
Mariño atrapa el balón ante la presencia de Lekic. / A. GARCÍA

El conjunto rojiblanco encadena la séptima victoria consecutiva y se afianza en el liderato, igualado con el Rayo

J. A. GARCÍA GIJÓN.

Con más sufrimiento del esperado tras una primera parte notable, el Sporting consiguió encadenar ayer ante el Reus la séptima victoria consecutiva, que le permite consolidarse en la primera posición de Segunda, igualado con el Rayo Vallecano. Se trata de un registro histórico ya que consigue igualar con la racha de triunfos que cosechó la plantilla capitaneada desde el banquillo por José Manuel Díaz Novoa, en la temporada 1979-80, que también encadenó siete victorias en las primeras jornadas de Liga. Es preciso introducir el matiz de aquel Sporting, que consiguió tan destacado logro en Primera División.

El mérito del conjunto de Baraja tampoco se puede discutir. Después de aquel empate en Lorca que tan mal cuerpo dejó entre la legión de seguidores rojiblancos, este Sporting ha sido capaz de sumar siete triunfos y eso le ha permitido alcanzar la cabeza, que comparte a día de hoy con el fiable Rayo Vallecano. Tres puntos por detrás se queda ahora el Huesca que, conviene recordarlo, disputará el partido aplazado ante el Albacete este jueves. De momento, el Sporting le aventaja en un partido, además del coeficiente particular.

En este ascenso meteórico durante la segunda vuelta ha tenido mucho que ver la solidez que el cuadro gijonés está mostrando en los partidos de El Molinón. Es verdad que ayer no disputó sus mejores minutos en el presente curso, pero también lo es que el Sporting, desde la llegada al banquillo de Rubén Baraja no ha dejado escapar ni un punto como local.

El siguiente reto, ya en el horizonte, es el José Zorilla, donde se medirá a un aspirante en horas bajas como el Valladolid del 'Pichichi', Jaime Mata. En Pucela, el equipo contará con el apoyo de miles de aficionados y el técnico recupera a dos piezas básicas de su engranaje como Sergio Álvarez y Álex Pérez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos