El Sporting liderará el tributo a la memoria de Quini

Los aficionados, en El Molinón, durante el funeral de Quini.
/HUGO ÁLVAREZ
Los aficionados, en El Molinón, durante el funeral de Quini. / HUGO ÁLVAREZ

El fallecimiento de 'El Brujo' multiplica las iniciativas para mantener vivo el recuerdo del emblema rojiblanco

EDUARDO ALONSO GIJÓN.

Sin dobles lenguajes, ni mentiras. Defensor a ultranza de sus ideas y siempre fiel a los suyos. A Enrique Castro 'Quini' no se le rompió el corazón de lo grande que lo tenía, como se le escuchó proclamar al padre Fernando Fueyo en el último adiós a 'El Brujo' en un escenario tan pleno de significado para él como El Molinón. Más bien se podría decir que le explotó, al igual que a su amigo Manuel Preciado, cansado seguramente de tanto querer, de su amabilidad, de su generosidad, de su sensibilidad.

Porque nunca puso distancias con nadie. Ni con el Rey, ni con el aficionado al fútbol, ni con el ciudadano de pie. Solícito, siempre ha sido muy querido. En Gijón, en toda Asturias e, incluso, en los campos y estadios repartidos más allá de la barrera natural que levanta el puerto de Pajares. Y todos ellos evocan ya fórmulas para mantener la memoria de un futbolista al que siempre se recordará por su carrera deportiva, su profesionalidad y su humildad.

En un deporte tan de sentimientos y emociones como el fútbol, se suceden de vez en cuando iniciativas arrancadas sobre la raíz de un ídolo cuya sinceridad no atendía a matices, que no reprimía sus sentimientos para lo bueno y lo malo. Por eso la figura de 'El Brujo' debe, afirman, estar presente de forma relevante en la ciudad. Proyectos, ideas o deseos no faltan, algunos ya respaldados de forma multitudinaria, para que Quini tenga su lugar de honor en la ciudad.

El Ayuntamiento de Gijón, encabezado por la alcaldesa Carmen Moriyón y con el respaldo del resto de grupos políticos, mantiene, como sucedió recientemente con su hermano Jesús Castro, un papel principal y no romperá la sintonía. De hecho, suyo fue el primer gesto a las pocas horas de que la noticia de su muerte sobresaltara a todo el país: rebautizar el estadio municipal como El Molinón Enrique Castro Quini. La iniciativa, que cuenta con el visto bueno de la familia del exfutbolista, imita el ejemplo, en España, del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez y será un hecho en cuestión de semanas.

Las fotografías, flores, bufandas o cartas, que empiezan a acumularse, no han cesado de adornar la puerta '9' del estadio gijonés en su adiós. Un altar improvisado lleno de cariño y respeto. Y muchos aficionados, con el respaldo de las peñas, creen que el campo debería entonar, cuanto antes, aquello de 'ahora, Quini, ahora' cada vez que el reloj marque el número que lucía en su camiseta, en un paso más por honrar la memoria del difunto emblema rojiblanco. Probablemente no será el único porque 'El Brujo' no ha pasado precisamente de puntillas. No solo supo sacar lo mejor de su profesión, sino hizo realidad los sueños suyos y los de los aficionados y puso una sonrisa por encima de los sinsabores.

Quini escribió la historia y se lo merece. «Te echamos de menos y lideraremos aquellas iniciativas que los sportinguistas nos ha hecho llegar con la idea de seguir estando unidos en torno a ti», publicó ayer el Sporting en las redes sociales. «Hoy más que nunca: hay que ser un equipo», añade la nota.

Sobre la mesa se acumulan ya algunas propuestas. Otras 'vuelan' por las redes sociales. En cualquier caso, no faltan. Por ejemplo, la de colocar una escultura, reproducción de la mítica imagen de Ubaldo Puche en la que Quini remata en escorzo contra la portería del Rayo Vallecano en 1976, en la glorieta en la que desemboca la avenida de El Molinón.

En la misma línea, el profesor Xose Nel Riesgo apunta otra alternativa: una efigie de Quini, que se instalaría en la salida del túnel de vestuarios, para inmortalizar su figura irrepetible, acompañada por sus siete trofeos como máximo goleador. Riego, en su propuesta, sugiere al Ayuntamiento que aproveche «esta dolorosa circunstancia para homenajear en vida a nuestros veteranos».

Regreso de la Selección

El candidato a la presidencia de la RFEF, Luis Manuel Rubiales, anunció ayer, por su parte, su compromiso de llevar a El Molinón a la Selección Española para homenajear a uno de los más 'grandes' que ha defendido la elástica de 'La Roja' coincidiendo con el primer aniversario de su muerte. Presente en el reconocimiento que la afición rindió el miércoles a Quini, así se lo transmitió al presidente del Sporting, Javier Fernández, y al presidente de la Federación Asturiana, Maximino Martínez. Además, la Federación, en caso de victoria en las urnas de Rubiales, establecerá el Premio Quini a los Valores en el Fútbol.

No es la única iniciativa que multiplica sus apoyos por las redes sociales. Quini hizo historia con la camiseta del Sporting y del Barcelona, lo que ha llevado a un buen número de aficionados a plantear un amistoso entre ambos clubes para rendir homenaje a un futbolista que trasladó su elegancia sobre el terreno de juego y su matrimonio con el gol a las camisetas que defendió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos