Jony rescata la esperanza (3-1)

Sporting a la lucha
DAMIÁN ARIENZA

El tanto del cangués da esperanzas al Sporting para la vuelta

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Al sportinguismo no le queda otra que aferrarse al tanto que anotó Jony en la segunda parte. El cangués aprovechó una contra para marcar un gol que deja vivo a un Sporting que rozó el ridículo en el José Zorrilla.

Por mucho que intentara Rubén Baraja en poner el contador a cero desde que concluyó la temporada regular, lo cierto es que el equipo continúa en caída libre. La imagen y el juego siguen siendo preocupantes. Pese a que el técnico reservó a varios jugadores el pasado fin de semana en Córdoba, de nada sirvió para que se notara sobre el terreno de juego ante el Valladolid.

3 Valladolid

Masip, Moyano, Kiko Olivas, Calero, Nacho, Borja, Anuar (JAvi Pérez, m. 89), Hervías (Gianniotas, m. 78), Óscar Plano, Toni (Ontiveros, m. 73) y Mata.

1 Sporting

Mariño, Calavera, Juan Rodríguez, Barba, Canella, Bergantiños, Sergio Álvarez, Carmona, Rubén García (Álex López, m. 85), Jony y Santos.

Goles:
1-0: m. 28, Calero. 2-0: m. 34, Hervías. 3-0: m. 37, Calavera (p. p). 3-1: m. 69, Jony.
Árbitro:
Díaz de Mera amonestó a Borja Fernández, Ontiveros, Jaime Mata en el Valladolid. Por parte del Sporting vieron tarjeta Sergio Álvarez, Carmona, Calavera.
Incidencias:
partido disputado en el José Zorrilla.

El Sporting no compitió. Al menos en la primera mitad. Y a estas alturas de la temporada regalar un tiempo del encuentro es demasiada ventaja para el rival. El equipo de Sergio González fue muy superior antes de que el colegiado indicara el descanso.

Toni Villa volvió loco a Calavera en la banda derecha, mientras que Canella no pudo detener a Hervías en el lado opuesto. El juego ofensivo del Valladolid se centró por las bandas y el Sporting sufrió, como viene sufriendo en las últimas jornadas.

La parcela defensiva volvió a dejar mucho que desear. Calavera, que regresó al once inicial no estuvo acertado y el Valladolid lo aporvechó. En tan solo diez minutos los locales anotaron tres tantos, aunque el último lo firmó el propio Calavera en propia puerta.

Más Sporting

Sin tirar a portería, el Sporting tomó el camino de los vestuarios. El descanso sirvió para ver una leve mejoría en el partido de los hombres de Baraja. En la única jugada en la que el centro del campo trianguló con velocidad, Jony se quedó solo ante Masip. Sergio, Bergantiños y Rubén García jugaron al primer toque y fue el detonante de que el cangués pudiera encarar con ventaja la portería rival.

El tanto del extremo sirve para dejar vivo a los gijoneses y eso es lo mejor. Resulta inexplicable que un equipo como el Sporting que se juega la temporada en cuatro partidos haya ofrecido una imagen tan pobre. El Molinón decidirá qué equipo pasará a la final. Así, el Sporting no va a ningún lado. Aún quedan 90 minutos, en los que los rojiblancos deberán de mostrar que serán de vida a muerte para ellos.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos