Aficionados rojiblancos se hacen socios del Lugo para ver al Sporting

El joven Diego, con su carné de abonado del Lugo, acompañado por su familia y amigos, en las inmediaciones de El Molinón.
El joven Diego, con su carné de abonado del Lugo, acompañado por su familia y amigos, en las inmediaciones de El Molinón. / JOAQUÍN PAÑEDA

El deseo por ver a su equipo el sábado agudiza el ingenio de la 'Mareona'

DANI BUSTO GIJÓN.

El deseo por ver jugar al Sporting agudiza el ingenio del aficionado. Sobre todo, cuando escasean las entradas y se complica acompañar al equipo por los campos de España. De las 350 entradas que el club rojiblanco sorteó entre sus abonados para el partido del próximo sábado en el Anxo Carro, ante el Lugo, a la familia de Laura Santos le tocaron dos. Pero ellos eran nueve. Así que pasaron al 'plan B': aprovecharon la campaña de abonados que el club lucense ha puesto en marcha para la segunda vuelta del campeonato liguero. Laura hizo socias del Lugo a sus dos hijas, Daniela y Paula, y a su sobrino, Diego, en las categorías sub 25 y sub 17.

El siguiente paso fue algo más sencillo. Con la ayuda de estos tres nuevos carnés, Laura consiguió las entradas para el resto de la familia y sus amigos, al beneficiarse de una oferta lanzada por el Lugo y que está destinada exclusivamente para sus abonados. La hábil jugada salió a la perfección, ya que ahora estos nueve aficionados sportinguistas podrán animar a su equipo en las gradas del Anxo Carro por menos de veinticinco euros cada uno.

Más Sporting

Esta idea surgió de un grupo de Whatsapp en el que se encontraban esta aficionada sportinguista, su marido, José Ángel, y sus amigos, todos ellos vecinos de Arroes (Villaviciosa). Aunque al principio se lo tomaron un poco a cachondeo, no les pareció mal negocio. El Lugo había lanzado una campaña de abonados con un descuento del 50% y las cuentas parecían claras.

Eso sí, necesitaban un 'gancho' en la ciudad gallega, ya que el club lucense restringió esta semana las altas de nuevos abonos, que deben realizarse exclusivamente de manera presencial, en las taquillas del Anxo Carro. «Tenemos a una amiga estudiando en Lugo, así que le mandamos las fotos del DNI de los que se iban a hacer socios, y ella fue a sacar los tres abonos», explica Laura Santos.

«No entendemos por qué se ponen trabas para ir a este partido, las aficiones se llevan bien»

Para el partido ante el Sporting, el Lugo ofertó a sus abonados la posibilidad de adquirir dos entradas para acompañante, al precio de veinte euros cada una, con la intención de evitar que el Anxo Carro se convirtiese en un pequeño 'Molinón'. de hecho, está prevista la presencia de más de tres mil sportinguistas. «Con los tres abonos sacamos las seis entradas que nos faltaban, y las dos que nos habían tocado en el sorteo realizado por el Sporting, se las dimos a una pareja que quería ir», explica la aficionada.

La familia de Laura Santos ya ha viajado para acompañar al Sporting en otras ocasiones, pero nunca se habían encontrado con la necesidad de abonarse al club rival. «No entendemos muy bien por qué se ponen tantos problemas para ir a este partido, siendo dos aficiones que se llevan tan bien. Sobre todo desde el gol de Caballero, somos muy del Lugo todos», comenta entre risas.

La seguidora rojiblanca viajará al Lugo con su familia y sus amigos el mismo día de partido, y allí pasarán la noche para aprovechar el fin de semana, hacer turismo y «comer un poco de pulpo». Ya viajaron hace tres años para animar al equipo y mantienen el recuerdo de haber vivido «un ambiente muy guapo», además de valorar que «todo el mundo nos trató muy bien». Allí se reunirán con la 'Mareona', que tiene ya casi al completo toda la oferta hotelera de la ciudad.

El Anxo Carro más rojiblanco

El Anxo Carro, con un aforo de 7.840 butacas, presentará su aspecto más rojiblanco de la temporada. Al color de las camisetas del conjunto local se sumarán las del Sporting, más de tres mil, que tienen previsto realizar uno de los viajes más multitudinarios del presente curso liguero.

Cabe recordar que las entradas enviadas por el Lugo a Gijón hace una semana (1.372 localidades), resultaron insuficientes dada la gran demanda que siempre se produce cuando el Sporting prepara este tipo de desplazamientos a ciudades cercanas. 900 de esas entradas fueron para las peñas, que se encargaron de gestionarlas y distribuirlas entre sus asociados; 122 entradas quedaron reservadas para los compromisos publicitarios del club gijonés, y las 350 restantes, como es sabido, se sortearon entre los numerosos abonados que así lo habían solicitado.

Muchos seguidores sportinguistas se quedaron, de momento, sin su entrada para este encuentro, pero la pasión por acompañar a su equipo, a buen seguro, les hará remover cielo y tierra para dar con su propia 'jugada' y acudir al Anxo Carro.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos