Sporting

Mariño: «Lo de ayer nos debe servir para aprender»

Mariño: «Lo de ayer nos debe servir para aprender»

El meta rojiblanco admite que el Sporting jugó «con mucha ansiedad» ante el Barça B y espera que el equipo recupere sus señas de identidad

VÍCTOR M. ROBLEDO

La plantilla del Sporting regresó esta mañana a los entrenamientos con el regusto amargo de la derrota ante el Barcelona. Al término de la sesión, de carácter regenerativo para los futbolistas que fueron titulares, Diego Mariño reconoció que el equipo está «fastidiado» por un resultado que lo aleja enormemente del objetivo del ascenso directo, aunque buscó una lectura positiva. «Hoy estamos mejor. Ha pasado un día, tenemos la sangre menos caliente y lo vemos con otra perspectiva. Sabíamos que era un partido muy importante y hay que reconocer que no estuvimos bien. Nos toca esperar resultados y ver qué pasa esta tarde y corregir lo que hicimos mal en los últimos partidos. El partido de ayer nos debe servir para aprender», apuntó el meta gallego.

Mariño aseguró que la clave de la derrota ante el filial del Barça estuvo en la pérdida de algunas de las señas de identidad que han permitido al Sporting escalar hasta la zona alta de la clasificación en tres meses. «Creo que perdimos lo que nos llevó hasta aquí, que es la solidez y el equilibrio que estábamos mostrando. Jugamos un partido muy a tumba abierta. Dejamos muchos espacios, nos precipitamos y jugamos con mucha ansiedad», lamentó.

Noticias relacionadas

De cara al partido de esta tarde del Huesca, por el que pasan buena parte de las aspiraciones del Sporting para mantenerse vivo en la pelea por el ascenso directo, Mariño aseguró que evitará conocer el resultado hasta que termine: «Yo personalmente voy a desconectar. No quiero saber nada de lo que pase. Cruzaremos los dedos para que sea lo mejor para nuestros intereses». El portero rojiblanco recordó además que, a la espera del desarrollo de la jornada, el 'play off' es otro camino para alcanzar el mismo objetivo.

Por último, Mariño se refirió a la polémica acción de Rubén Baraja, expuesto a una dura sanción por agarrar a un futbolista del Barcelona B cuando iba a efectuar un saque de banda. «El mister reconoció que se había equivocado. Todo le llevó a esa precipitación, fue un poco como estaba el equipo. Se le fue un poco la olla, pero en la línea de todos. Nos jugábamos mucho, había mucha presión y todos nos dejamos llevar por la locura que se vivió ayer. Esperamos que le pongan la menor sanción posible porque tampoco fue nada cruel o criminal», finalizó el portero del Sporting.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos