Sporting

El Sporting mide su reacción en Granada

Calavera, Carmona, Álex Pérez, Montoro, Rubén y Xandao lideran el grupo mientras realizan carrera continua durante el último entrenamiento en Mareo antes de viajar a Granada./HUGO ÁLVAREZ
Calavera, Carmona, Álex Pérez, Montoro, Rubén y Xandao lideran el grupo mientras realizan carrera continua durante el último entrenamiento en Mareo antes de viajar a Granada. / HUGO ÁLVAREZ

Rubén Baraja confía en dar continuidad al triunfo del domingo ante un aspirante al ascenso | El técnico rojiblanco repetirá el sistema táctico con la variable de Jordi Calavera en el lateral derecho en lugar de Juan Rodríguez

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

El buen ambiente y la alegría ha regresado a Mareo. La victoria cosechada en el debut de Rubén Baraja ha devuelto la sonrisa a una plantilla que mostró un cambio de actitud el pasado domingo coincidiendo con la llegada del nuevo cuerpo técnico. El Sporting parece haber recuperado la frescura que perdió en las últimas jornadas. El giro de 180 grados llegó en el penúltimo partido antes de las vacaciones navideñas, un hecho que satisface al nuevo entrenador. Sin apenas tiempo para saborear los tres puntos sumados ante el Tenerife, el Sporting se encuentra con el choque que le medirá al Granada en la que será la despedida de un año para olvidar en la materia deportiva.

Después de cuatro entrenadores y un descenso, el cuadro rojiblanco intentará concluir 2017 con una victoria que refuerce el mensaje optimista que transmite, una y otra vez, el nuevo cuerpo técnico en el vestuario desde que aterrizó en Gijón para hacerse cargo del grupo.

Más noticias

La idea para esta noche es la de dar continuidad al juego que se llevó a cabo ante el Tenerife. Para ello, Baraja no realizará demasiados cambios en la alineación. El técnico esperó hasta última hora por Álex Bergantiños y Jordi Calavera y la decisión le salió a la perfección. Los dos jugadores viajaron ayer a tierras andaluzas y todo hace indicar que estarán en el once inicial.

El centrocampista forzó para jugar ante el Tenerife y terminó el partido con molestias musculares en la parte posterior de su muslo derecho. Después de estar bajo tratamiento, el jugador se ha visto capacitado para despedir el año sobre el terreno de juego con el resto de sus compañeros.

También está recuperado Jordi Calavera. El lateral que comenzó ayer en el parte médico se ejercitó al mismo ritmo que sus compañeros y Baraja vio oportuno incluirlo entre los 18 elegidos. En principio, el futbolista catalán defenderá la banda derecha por detrás de Carlos Carmona. Todo hace indicar que Juan Rodríguez, que suplió la baja del defensa, verá el choque desde el banquillo a la espera de volver a tener una oportunidad para jugar con el primer equipo.

Dicha posición es la única que ofrece algún tipo de duda. En cuanto al resto del once, Baraja repetirá el mismo sistema con los mismos jugadores que el domingo saltaron a El Molinón.

La pareja de centrales resulta innegociable para el cuerpo técnico. Álex Pérez y Barba cumplieron con su cometido ante Samuele Longo y Malbasic y volverán a comandar el centro de la zaga ante el Granada. Con Calavera en la derecha, Canella e Isma continuarán, si no hay novedad, en la banda opuesta. Rubén Baraja no ha querido mostrar sus cartas sobre la alineación. El técnico dirigió la sesión de ayer a puerta cerrada en Mareo para no dar pistas al rival y ensayar las jugadas a balón parado antes de viajar a tierras andaluzas.

Aún así, resulta complejo que el preparador realice una permuta en la alineación al margen de introducir a Calavera en lugar de Juan Rodríguez. Un central que modificó su posición por circunstancias.

El centro del campo volverá a ser para Bergantiños y Nacho Méndez. El canterano agradó tanto a El Molinón como a su entrenador en su segundo encuentro consecutivo como titular. «Necesito continuidad para demostrar que puedo dar mucho más», comentó sobre su participación el pasado domingo.

Una dupla formada por un centrocampista defensivo, como Bergantiños, y otro más creativo, como puede ser el canterano, dio resultado con el Sporting en el duelo como local y parece que volverá a ser así a domicilio, entre otras cosas, porque Sergio Álvarez es una de las bajas por lesión con las que cuenta Baraja. El avilesino se encuentra en la enfermería junto a Álex López y Carlos Castro. Este último, a pesar de que ayer se ejercitó con el grupo, finalmente no está disponible como consecuencia de un esguince de tobillo.

La baja del jugador de Ujo, añadida a la decisión técnica de Baraja de prescindir de Borja Viguera en la convocatoria, deja a Stefan y Santos como únicos delanteros específicos en la expedición. Pese a que 'El Pipo' ve en Pablo Pérez un posible ariete, resulta improbable que el gijonés sea titular después de haber visto el último encuentro del Sporting desde la grada. Así pues, tanto el uruguayo como el serbio serán los encargados del gol esta noche en Los Cármenes en un partido que enfrenta a dos equipos cuyo objetivo no es otro que lograr el ascenso al finalizar la campaña.

El cuadro de José Luis Oltra llega a la cita con la necesidad de ganar para intentar regresar al 'play off'. Los números del cuadro andaluz en casa son muy similares a los del Sporting en El Molinón. De los nueve encuentros que ha disputado ante su afición, seis han terminado en victoria, dos en empate y tan solo en una ocasión cayó derrotado. El Sevilla Atlético, penúltimo clasificado, fue capaz de llevarse los tres puntos de Granada en un duelo en el que los locales terminaron en inferioridad numérica.

Para esta noche, Oltra cuenta con toda la plantilla a su disposición. Al igual que en el Sporting, no se esperan demasiados cambios respecto a la alineación que utilizó en Reus. El preparador espera que «la dinámica en casa siga como hasta ahora. El equipo está funcionando bien como local y tenemos que vencer para irnos de vacaciones lo más contentos posible». Además, el preparador destacó que «los dos equipos estamos obligados a ganar».

Ocho días después de la llegada de Rubén Baraja, el Sporting tiene ante sí una buena piedra de toque para saber hasta dónde puede llegar el efecto del nuevo entrenador. Los mensajes de optimismo y ambición tendrán que volver a convertirse en goles para terminar el 2017 de la mejor manera posible: con una victoria a domicilio ante un rival directo.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos