Miguel Torrecilla: «Pedimos perdón y asumimos las responsabilidades»

Miguel Torrecilla da explicaciones durante su comparecencia ante los medios para hacer balance. / ARNALDO GARCÍA

El salmantino solicita un «cambio de actitud» en el club para lograr el ascenso

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

Un año después de su llegada al Sporting, a Miguel Torrecilla le tocó hacer un exhaustivo análisis de su primera temporada al frente de la parcela deportiva. En torno a las doce de la mañana, el director deportivo, acompañado del vicepresidente Javier Martínez y el consejero Fernando Losada, comenzó su comparecencia en la que pidió disculpas «por los errores cometidos, que los hay», asumió su parte de responsabilidad en el fracaso del primer equipo tras no haber cumplido con el objetivo del ascenso y marcó la nueva línea de trabajo con la que solicitó «un cambio de actitud» para que no se vuelvan a repetir las acciones, que no quiso desvelar, que evitaron el regreso del Sporting a Primera.

Una temporada sin ascenso

«Asumo los errores, pero no los voy a desvelar para no dar ventaja a los rivales»

Las primeras palabras de Miguel Torrecillas, al que le tocó dar la cara tras una mala campaña, las dedicó a asumir sus errores y a disculparse. «Tenemos que pedir perdón y asumir responsabilidades a nuestra afición», subrayó. Lo hizo después de que el Sporting quedara eliminado de los 'play off' por el Valladolid. «En mi primer año no he conseguido el ascenso y lo asumo», aseguró el máximo responsable de la parcela deportiva rojiblanca.

Además, el salmantino reconoció que «el final fue duro, pero nos tiene que servir para aprender de los errores. No hay proyectos sin errores, aunque haya éxitos, existen equivocaciones».

Pese a que asumió los fallos, Torrecilla no quiso desvelar cuáles había cometido porque «no quiero dar ventaja a nadie. No solo tienes que aprender de tus errores, sino también de los demás. Sé dónde están esos detalles y sé que no se van a repetir».

Rubén Baraja

«Está muy involucrado con este proyecto»

Varios fueron los nombres propios a los que se refirió Torrecilla. El más importante fue el de Rubén Baraja. El técnico es el líder del nuevo proyecto rojiblanco. «Cuando llegó a Gijón se encontró con un equipo desilusionado y logró revertir la situación», destacó el salmantino sobre el hombre al que le ha depositado su total confianza porque «está muy involucrado con el nuevo proyecto».

El entrenador vallisoletano no será el único que continuará en su puesto de trabajo. El propio Torrecilla se encargó de desvelar que tanto José Alberto en el filial como Isma Piñera en el División de Honor seguirán una temporada más al frente de sus respectivos banquillos después de haber completado dos sobresalientes campañas: «Son dos ejemplos de que este año también se han hecho cosas positivas pese a no haber logrado el ascenso».

La cantera

«Nuestro primer mercado es Mareo»

El trabajo del filial en el pasado curso no ha pasado inadvertido para nadie. Torrecilla desveló en su comparecencia que en sus planes de cara a la próxima temporada se encuentran varios futbolistas que cayeron eliminados ante el Elche en la segunda ronda de ascenso a Segunda División. «Nuestra obligación inicial es mirar hacia ellos», manifestó.

El director deportivo anunció que además de Dani Martín y Nacho Méndez, tanto Juan Rodríguez como Cristian Salvador, Traver e Isma Cerro también pasan a formar parte de la primera plantilla, además de Carlos Cordero y Pedro Díaz que estarán entre el primer equipo y el filial. «Lo primero que tenemos que hacer es fijarnos en lo que viene desde abajo. Nuestro primer mercado lo tenemos en casa. Creemos que para este club Mareo tiene que ser una marca», explicó.

Por último lanzó un mensaje a la afición sobre lo jugadores que debutarán la próxima campaña. «Cuando estén los chicos arriba, hay que apoyarles. El Molinón es El Molinón para lo bueno y para lo malo», declaró, antes de reafirmar su apuesta por la cantera: «Estamos todos muy ilusionados con ellos y convencidos de que nos van a dar un plus».

La plantilla

«Queremos a gente valiente que nos empuje a todos»

Una de las conclusiones a las que ha llegado el departamento encargado de la dirección deportiva en las últimas semanas es que en el Sporting se necesita «cambiar la actitud para lograr los objetivos». Fue una de las ideas que más repitió ayer Torrecilla en el discurso de media hora de duración con el que anunció qué jugadores de la primera concluyen su compromiso con la entidad.

Álex López y Whalley son dos de los futbolistas que se despidieron de sus compañeros. Por su parte, Moi Gómez continuará cedido un año más en el Huesca. Todo ello en la búsqueda de «gente valiente» que ha comenzado Torrecilla para que «se contagie la valentía y nos haga crecer». Todo ello dejando en el aire su enfado con algunos miembros de la plantilla, que para él no estuvieron a la altura: «Con el que esté decepcionado se lo diré personalmente en mi despacho y a solas».

Así pues, diez son los jugadores que tienen contrato en vigor, a los que hay que sumar el regreso de Babin y Rachid. «Ahora lo que nos toca es hablar con Baraja para saber las posiciones que quiere reforzar con jugadores específicos», dijo Torrecilla, que descartó la continuidad de Santos. «Sabíamos que con el ascenso teníamos la negociación abierta, pero ahora se antoja imposible poder optar a él», anunció.

El futuro

«Elevaremos la exigencia y daremos un paso al frente»

Sin medias tintas. El próximo objetivo del Sporting para el máximo responsables de la parcela deportiva «es el ascenso sin excusas». El salmantino subrayó que «no cambia nada, tan solo el perfil porque no somos el equipo de Primera recién descendido, pero no puede cambiar el espíritu y la ilusión con la que afrontaremos la temporada».

La Segunda División se endurecerá con la llegada de rivales como el Deportivo, Málaga y Las Palmas, aunque Torrecilla, sin dar las cifras exactas del tope salarial, «porque todavía no las tengo», anunció que «más o menos tendremos el cuarto o quinto presupuesto de toda la categoría, aunque no tendremos la ayuda por descenso» .

También quiso buscar el lado positivo tras el final de la Liga. «Este momento es bueno para recuperar la fortaleza y solicitar valentía necesaria para luchar por el ascenso», comentó, antes de apuntar que «elevaremos la autoexigencia, mi propia exigencia y la de todas las personas que van a estar a mi lado en la configuración de la plantilla y en el día a día. Hay que buscar merecerse las cosas y tenemos que dar un paso al frente y ser un equipo», concluyó.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos