Sporting

Sporting | Semana clave por Nacho Vidal

Nacho Vidal, a la derecha, junto al portugués Guedes, en un acto promocional del Valencia de la pasada temporada. / IRENE MARSILLA
Nacho Vidal, a la derecha, junto al portugués Guedes, en un acto promocional del Valencia de la pasada temporada. / IRENE MARSILLA

El lateral del Valencia, la primera opción para Baraja, quiere resolver su futuro en los próximos días | La negociación con el Sporting, que quiere al futbolista en propiedad, está en punto muerto, con Osasuna como su principal competencia

JAVIER BARRIO GIJÓN.

Adentrado el calendario en el inicio de julio, una fecha simbólica para los contratos en el fútbol, el mercado comienza a desperezarse y a dar señales de vida. En esa actividad anda Miguel Torrecilla, director deportivo del Sporting, quien aspira a cerrar sus primeras incorporaciones esta semana.

En una de sus gestiones se encuentra el valencianista Nacho Vidal, un futbolista de 23 años por el que ya se interesó el pasado mercado de invierno y que, al mismo tiempo, se ha convertido en la opción número uno para Rubén Baraja para el lateral derecho, en un interés adelantado por EL COMERCIO.

De todas las alternativas que maneja Torrecilla, la que más agrada al técnico es la de este joven futbolista, desplazado por Martín Montoya de la titularidad en el Valencia, que además busca otro lateral. Apenas jugó cinco partidos en la Liga el año pasado, dentro de la feroz competencia que se ha establecido en este equipo desde la llegada de Marcelino, que ha cambiado totalmente la cara al club de la ciudad del Turia. De ahí que, tanto el propio Nacho Vidal, como el Valencia, consideren que lo mejor para su crecimiento profesional es un cambio de aires. A eso se agarra Baraja, que le entrenó en categorías inferiores y que tiene mucha fe en este jugador, con el que estableció una buena relación en aquella época, sobre todo porque el lateral acababa de superar una grave lesión y con el entrenador vallisoletano recuperó su mejor tono. Desde entonces, el técnico posee un gran ascendiente en Vidal, al que Marcelino García Toral, por su parte, tiene en muy alta estima por su profesionalidad.

Más Sporting

En este momento, los contactos entre las partes se encuentran en punto muerto y la operación presenta muchas complicaciones. El mayor obstáculo radica en que el Sporting quiere a su nuevo lateral derecho en propiedad, sea quien sea al final, con alguna fórmula que le permita ir dando pasos para formar una base sólida para el futuro. Esa es una de las cuestiones que Torrecilla pretende afianzar en el nuevo proyecto después de dos temporadas demasiado inestables, especialmente la última en Primera. El Valencia, por su parte, no parece dispuesto a propiciar ese escenario y perder el control por un jugador muy querido en Paterna. Y menos si no media un traspaso o alguna fórmula para obtener un retorno económico.

Otras opciones

En ese vacío, Osasuna se ha metido por medio para intentar hacerse con la cesión del futbolista de Campello, Alicante, para que compita con Lillo por el puesto. Jagoba Arrasate quiere dotar de una mayor competencia y más equilibrio a su plantilla. Y Nacho Vidal encarna un perfil diferente al del exfutbolista del Sporting, con una menor proyección ofensiva. Si no se desatascan las gestiones por el valencianista, Torrecilla irá a por otra de las opciones que tiene abiertas, buscando alguna fórmula para tener la propiedad del nuevo lateral, para el que también se busca otro jugador más después de la marcha de Alberto Lora y de Jordi Calavera, que regresa a Eibar tras su temporada como cedido en Gijón.

Otro futbolista que han observado los técnicos para esta demarcación es Sergi Palencia, del Barça B, dentro de una selección que se extiende a algún futbolista más, con algún ofrecimiento recibido desde el inicio del mercado. Para el centro de la defensa, fallido el intento por el argentino Luciano Lollo, zaguero de River Plate, según informaron distintos medios desde Argentina, Torrecilla busca un futbolista de un perfil similar, experimentado, aguerrido y que contribuya a dotar al equipo de una mayor personalidad. Este es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los técnicos en esta nueva planificación, considerando que en el anterior proyecto había un déficit en esta parcela.

Más allá de eso, el club confía en avanzar en su planificación esta semana, en la que se esperan novedades en los próximos días. La premisa en la hoja de ruta de Miguel Torrecilla es la de amarrar algunos futbolistas en propiedad y tratar de obtener la cesión de algún prometedor jugador de la élite para coronar, además de alguna alternativa que tiene en cartera de sus seguimientos por el extranjero. También espera noticias esta semana Nacho Vidal, que confía en tener resuelto su futuro para iniciar la próxima semana la temporada con su nuevo equipo.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos