Sporting

El Sporting ya negocia por Jony

El Sporting ya negocia por Jony

El extremo cangués prioriza su regreso a Gijón por encima del resto de opciones que tiene sobre la mesa | Torrecilla solicita su cesión, pero el Málaga pide al club gijonés que se haga cargo de la mitad de su sueldo

JAVIER BARRIO GIJÓN.

El Sporting ya negocia con el Málaga la incorporación de Jony, uno de los últimos grandes ídolos de El Molinón, que en principio sería en calidad de cedido. La operación, en todo caso, se encuentra congelada en este momento, según fuentes consultadas por EL COMERCIO. Miguel Torrecilla ha hecho una primera propuesta por el extremo cangués a su homólogo en el club andaluz, aunque esta fue desestimada, pendiente de futuras conversaciones. Las distancias se reconocen grandes y estriban básicamente en que el Málaga solicita el pago de la mitad de la ficha, que estaría por debajo del medio millón de euros, para acceder a la salida del futbolista, mientras que el Sporting habría planteado desembolsar una cantidad más pequeña.

La sensación que se transmite es que es una diferencia difícil de salvar, pero hay dos elementos claves en esta variable que pueden desenmarañar el proceso. El primero es el propio Jony, quien, según ha podido saber este diario, ha fijado al Sporting como su prioridad en este mercado invernal, en el que cuenta con varias propuestas de Segunda División. El extremo, de hecho, ha aparcado el resto de opciones hasta ver cómo se desarrolla la negociación entre el Málaga y el Sporting, una posibilidad que le ha ilusionado desde el primer momento y a la que ha dado el visto bueno sin dudar.

Más noticias

El segundo factor es que el club andaluz necesita cuanto antes liberar masa salarial. El tiempo no juega a favor de Mario Husillos, nuevo director deportivo del Málaga, quien tiene que liderar una remodelación importante en este mes de mercado invernal. Su intención, en consenso con Míchel, es dar un vuelco importante al proyecto con la incorporación de cinco jugadores. Ignasi Miquel, atado ya en el mes de diciembre, e Iturra fueron los primeros. Y estaría próxima la incorporación del delantero Alberto Bueno. Con todo esto, el Málaga tiene la obligación de hacer hueco cuanto antes en la plantilla. Ayer, en ese sentido, fue sintomático el descarte de Jony para el amistoso que disputó su todavía equipo frente al Hamburgo en la Línea de la Concepción. El exfutbolista del Sporting, que según la versión oficial sufre un esguince en un tobillo, se quedó fuera de una lista preñada de jugadores con pocos minutos en la Liga.

Como informó esta semana EL COMERCIO, los contactos con Jony se iniciaron hace unos días dentro de la búsqueda de un extremo específico que ha emprendido Miguel Torrecilla. La demanda que efectuó en el verano Paco Herrera ha tenido continuidad con Rubén Baraja, quien aprecia la misma carencia en la actual plantilla, con la necesidad de buscar una propuesta más imprevisible ensanchando el campo. En ese sentido, el mercado no ofrece excesivas soluciones porque la demanda de futbolistas específicos de banda es alta en contraste con las escasas alternativas que hay para cambiar de aires. El director deportivo salmantino, además, pretende evitar la tentación de incorporar un jugador más versátil, como pueda ser Rubén García, para dar una mayor amplitud de elementos y perfiles a la plantilla y al propio Baraja.

Jony es el futbolista que mejor encaja en ese perfil, además de que se anuncia como un importante revulsivo ambiental. En el club hay algunas dudas sobre el año y medio de inactividad que ha tenido en el Málaga y la necesidad de que ofrezca un rendimiento inmediato, pero no hay discusión en que si está en plenitud física es un futbolista que marca la diferencia. El problema radica en el apartado económico, hasta el punto de que la operación entre el Sporting y el Málaga se presenta complicada en este momento. La ficha del cangués es muy elevada y la primera propuesta que ha llegado desde Mareo no llena al club de La Rosaleda. Pero el deseo de Jony es regresar a Gijón y Torrecilla le considera un refuerzo de nivel.

Otras opciones se han difuminado de momento, como la de Rubén Peña, a quien el Eibar ha cerrado la puerta de salida ahora mismo porque Mendilibar quiere tener soluciones en todas las demarcaciones. En cualquier caso, el director deportivo salmantino también estudia otras posibilidades, incluso en el extranjero, por si no prosperase la alternativa que representa el cangués, que ahora mismo está más cerca que nunca de Gijón desde su salida, pero aún lejos.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos