Sporting | Paco Herrera: «Este partido hay que jugarlo, pero sobre todo ganarlo»

Paco Herrera conversa con Ángel Rodríguez durante el entrenamiento de esta mañana.
Paco Herrera conversa con Ángel Rodríguez durante el entrenamiento de esta mañana. / Arnaldo García

El entrenador concentrará mañana en Mareo a los 22 futbolistas que tiene en el vestuario, a los que en principio no sumará a los jugadores del filial

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

«Creo que los dos equipos estamos parecidos y aquí no hay ni casa ni fuera. Será un partido muy reñido e igualado y espero que con buen fútbol». Paco Herrera concluyó esta mañana que «en un derbi no hay favoritos» y recordó, en relación a esto, que «si estás en un mal momento, un partido de estos es buenísimo porque te despierta y espabila». El técnico catalán ofreció una extensa rueda de prensa en El Molinón, que arrancó explicando que los dos últimos entrenamientos a puerta cerrada «no tienen más sentido que estar todos juntos y tener un poco de tranquilidad, no es por guarda nada».

El preparador rojiblanco avanzó que tiene a su disposición a toda la plantilla y que mañana concentrará en Mareo a los 22 futbolistas que tiene en el vestuario, a los que en principio no sumará a los jugadores del filial que están en la dinámica del primer equipo, aunque, salvo por esto, la rutina prepartido será la habitual, con los futbolistas durmiendo esta noche en sus casas.

Más Sporting

Herrera mostró su mayor preocupación en que sus futbolistas sean capaces de manejar el ambiente que se respirará mañana en El Molinón. «A veces eso juega en contra y tenemos que saber manejar esa sobreexcitación porque de la raya para dentro, en el campo, es fútbol». Esa misma reflexión se la aplicó a su situación: «Para mí es lo mismo. Me lo tomo igual que ellos. Un ambiente me puede llevar a otros sitios y no quiero que esto suceda. A todos nos ha ocurrido que en un ambiente especial uno se vaya y luego se arrepienta». Y envió un mensaje a sus futbolistas: «Que sean ellos, que jueguen el partido de la raya para dentro porque ahí son muy buenos. Todavía no estamos al cien por cien; hay que aprovechar este derbi para hacerlo mejor».

Preguntado por el once, Herrera anticipó que será el grueso del equipo que se enfrentó y derrotó al Nástic en Tarragona, pero se guardó la posibilidad de hacer algún cambio. «Siempre me reservo esa posibilidad y como mucho será así», deslizó.

Del significado de una teórica victoria, el entrenador barcelonés recordó que «lo único importante es que son tres puntos, pero hay algo más por detrás y en ese algo está nuestra gente». A renglón seguido insistió en que «tenemos que hacer un esfuerzo del 120%; el 100% lo tenemos que dar siempre, pero el 20% es por nuestra gente y posiblemente sea el que nos pueda llevar a la victoria». Este partido, concluyó, «hay que jugarlo, pero sobre todo ganarlo».

En relación al Oviedo, Paco Herrera observó que «me parece que es un muy buen equipo y que va a pelear por estar arriba. Creo que ha hecho una muy buena plantilla. Me gusta lo que estoy viendo de ellos hasta ahora» y, sobre el ambiente, comentó que «dentro de esa rivalidad hay un apartado, que es buenísimo, que es una rivalidad deportiva, y siempre hay un 10% que se sale de madre y que hay que evitar». Y volvió a reiterar que «ojalá ascendamos los dos porque será maravilloso para Asturias. Todo el mundo sale beneficiado».

Al Oviedo lo retrató de forma generosa y con mucho recelo. «Me preocupa que es un equipo que recoge bien y que necesita muy pocos pases para proyectarse en ataque», comentó. Pero, avanzó, «no vamos a negociar nuestro estilo de juego; solo quiero que manejemos bien la gestión de los descolgados». Y también confirmó su buena relación con Anquela. «Somos amigos del fútbol y de los años. Él tiene un porcentaje de victorias más sobre mí, y tengo que pelear por ello, pero normalmente al final de la temporada he quedado por encima suyo en la clasificación», bromeó.

Síguenos en:

Fotos

Vídeos