Sporting

El Sporting da un paso más en Cádiz

Encuentro disputado en el Ramón de Carranza. /I. MOLINA
Encuentro disputado en el Ramón de Carranza. / I. MOLINA

Los rojiblancos ven cortada su racha de victorias consecutivas, pero se mantienen en puestos de ascenso directo tras empatar ante un candidato al ascenso

VÍCTOR M. ROBLEDO

La racha de victorias consecutivas del Sporting llegó a su fin en el Ramón de Carranza. Los rojiblancos empataron sin goles ante el Cádiz en un partido muy igualado en el que ninguno de los dos equipos concedió apenas ocasiones de gol. El punto sirve al equipo de Rubén Baraja para mantenerse en puestos de ascenso directo una semana más, aunque pierde la primera posición en beneficio del Rayo, que resolvió con sufrimiento su duelo ante el Barça B (2-3).

MÁS INFORMACIÓN

Tras unos primeros minutos de tanteo, el Sporting fue poco a poco encontrándose cómodo sobre el césped del Carranza. Rubén García conectaba con facilidad con los dos mediocentros y canalizaba todo el juego ofensivo de los de Baraja. Antes del minuto diez, un taconazo del valenciano permitió a Nano Mesa adentrarse dentro del área de Cifuentes, pero su disparo, muy escorado, fue despejado por el meta cadista.

0 Cádiz

Cifuentes; Correa, Oliván, Mauro, Kecojevic (Servando, m. 24); Garrido, Abdullah (Tienza, m. 82); Salvi, Carrillo, Álvaro y Barral (Romera, m. 70).

0 Sporting

Mariño; Calavera, Canella, Barba, Álex Pérez; Sergio Álvarez, Bergantiños; Carmona, Rubén García (Pablo Pérez, m. 81), Jony (Isma López, m. 86) y Nano Mesa.

ÁRBITRO
Gorostegui Fernández-Ortega, del Comité Vasco. Amonestó a Rubén García (m. 51).
Incidencias
Partido correspondiente a la jornada 36 de la Segunda División. 15.623 espectadores en el Ramón de Carranza, con presencia de alrededor de quinientos seguidores sportinguistas. Cifuentes y Canella ejercieron como capitanes.

El plan de los rojiblancos pasaba por buscar la espalda de los dos laterales del Cádiz, especialmente por la banda. El Cádiz intimidó con su poderío a balón parado, con un Kecojevic que remataba todos los córners y faltas laterales, aunque sin llegar a crear verdadero peligro. El montenegrino, sin embargo, se vería obligado a abandonar el terreno de juego en el minuto 24 por una lesión muscular.

El Sporting se soltó definitivamente y comenzó a pisar con frecuencia el área del Cádiz. A los rojiblancos, no obstante, les faltaba claridad para conectar con Nano Mesa en el último pase. Antes del descanso, el Cádiz dio un paso adelante que hizo que el juego transcurriera más cerca de la portería de Mariño que de la de Cifuentes. Los de Baraja respondieron con una buena jugada por la banda derecha que Rubén García no acertó a rematar en boca de gol poco antes del descanso.

El paso por los vestuarios sentó de manera diferente a los dos equipos. El Cádiz estiró sus líneas y supo ahogar la salida de balón del Sporting, al que le costaba encadenar pases para plantarse en campo contrario. Al poco del inicio, el cuadro gaditano tuvo la mejor ocasión de todo el encuentro, al rematar Garrido un córner lanzado desde la esquina izquierda. Mariño, con una acción espectacular, tocó el balón lo suficiente para despejarlo contra el larguero.

Poco después, el partido se tuvo que detener por la lesión de uno de los jueces de línea, que chocó con uno de los futbolistas del Cádiz que se encontraban en ese momento calentando en la banda. Tras reanudarse, el Sporting continuó sin encontrarse cómodo, aunque tampoco sufrió grandes apuros para defenderse de las acometidas del conjunto local.

Todo pudo cambiar en el minuto 89, en una de las escasas aproximaciones de los de Baraja en la segunda mitad. Nano Mesa, muy solo durante todo el partido, recibió un balón en largo y alcanzó la línea de fondo. El canario asistió a Isma López, recién incorporado al terreno de juego en sustitución de Jony, pero el remate del navarro fue despejado a córner por un defensa del Cádiz cuando los quinientos aficionados del Sporting desplazados al Carranza cantaban gol.

Los siete minutos de tiempo añadido decretados por el árbitro transcurrieron sin que ninguno de los dos equipos se atrevieran a arriesgar ante el temor de perder. El punto sabe a oro al Sporting, que acumula once partidos sin conocer la derrota. El próximo domingo, ante el Albacete, los de Baraja tratarán de meter una marcha más por el ascenso.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos