El Sporting refuerza su memoria

Desde la izquierda, Nacho Fernández, Javier Fernández, Aníbal Monteagudo, Mario Carriles, Roberto Narváez y Carlos Arboleya. /  ARNALDO GARCÍA
Desde la izquierda, Nacho Fernández, Javier Fernández, Aníbal Monteagudo, Mario Carriles, Roberto Narváez y Carlos Arboleya. / ARNALDO GARCÍA

La Asociación Anselmo López, creada en 2012 por seis sportinguistas, se propone llenar los vacíos de la historia del club

J. BARRIO GIJÓN.

A la espalda de El Molinón, en un mediodía agradable y con el estadio en calma, se remiendan verbalmente boquetes de la historia del Sporting. Muchas generaciones -las más jóvenes- arrancan la película del club desde el relato de oro de los Quini, Ferrero, Joaquín y compañía, obviando décadas de fútbol en blanco y negro. «Hay un desconocimiento grande de la historia del Sporting desde el año 1975 para atrás», observa Javier Fernández. «Todo el mundo habla y se refiere a la época dorada. Parece que antes no había club, cuando en el año 1959, por ejemplo, el Sporting era conocido como el 'Matagigantes'», apostilla Mario Carriles. Asienten e introducen más referencias Aníbal Monteagudo, Nacho Fernández, Roberto Narváez y Carlos Arboleya.

Los seis buscaron oxígeno a sus inquietudes hace casi un lustro con la creación de la Asociación Anselmo López, una agrupación, constituida oficialmente en 2012, obstinada en su intento por preservar y completar la memoria histórica del Sporting, que siempre ha tenido más vacío que relleno, y con la que colaboran célebres sportinguistas como Víctor Díaz o el arquitecto Joaquín Aranda. Los seis se escabullen, en cualquier caso, de la etiqueta que les ha colgado su movimiento. «No nos sentimos responsables de la memoria histórica. Queremos aportar cosas y no por reconocimiento, sino porque hay un vacío evidente», subraya Nacho Fernández.

Este vacío llega hasta el punto de que no hace mucho Anselmo López, fundador del club, era un completo desconocido en la ciudad. Tanto que no había una referencia clara de dónde se encontraban sus restos. «Sabíamos que estaban en el Cementerio de Ceares, pero no donde. Aunque por unas fotos, de una ofrenda que se le hizo en 1975, encontramos la tumba, que no tenía ni lápida», explica Monteagudo. Bucearon en documentos y referencias hasta dar con dos familiares, uno residente en Francia y otro en Alicante, solicitando permiso para renovar su lápida, acorde con su trascendencia en la historia, a donde van cada año para presentar sus respetos.

Esta agrupación trata de reactivar el 'Paseo de la Fama', su proyecto estrella

Fue con Anselmo López, precisamente, con el que finalizaron un ambicioso proyecto. Con fondos obtenidos de su movilización -venta de lotería, de camisetas y, en este caso, de los donativos salidos de unas huchas que situaron en el estadio- y la ayuda de la Fundación Sporting, con la que tienen hilo directo con Germán Robles, instalaron en la entrada a los vestuarios de El Molinón un busto en honor al que está considerado como el padre de la institución. El autor: Carlos García, al que mencionan agradecidos. En estos años, además, han tenido tiempo de entregar un reconocimiento al futbolista vivo más antiguo que ha debutado con la camiseta del Sporting, Molinucu, y de reponer la placa que había en la playa cántabra de Pechón para honrar al malogrado Castro y que había sido robada. «Luego fue renovada por una de más calidad por la peña Inter», matizan.

Atrapados por la burocracia

Pero sin lugar a dudas el proyecto que les trae de cabeza desde noviembre de 2012, cuando se presentó, es la creación del 'Paseo de la Fama' a la espalda del fondo Sur y de la tribuna Oeste. Durante años estuvieron atrapados en la burocracia, después de que Joaquín Aranda se brindara a realizar las mediciones y el planteamiento técnico, encallados en el Ayuntamiento. «Pero ahora nos está ayudando Germán Robles, que está hablando con el Ayuntamiento, y esperemos que de esta pueda ser», señalan sobre una iniciativa que pretende reconocer en 17 placas a nombres decisivos en el club, pero no tan venerados, como Jesús Barrio, Fernando Villaverde o Carlos Méndez Cuervo. Aunque se han confesado algo frustrados en este largo camino porque su pionera iniciativa va con retraso y el Atlético ha presentado hace poco una muy similar. «Pero es más fría», añade Javier Fernández.

Sobre la mesa tienen otros dos planteamientos en detalle, como la instalación de una placa en el paseo de El Muro, entre las escaleras seis y siete, en una referencia a que «el Sporting empezó ahí y el origen del fútbol en Gijón también está ahí», apostilla Carriles. Y, a todo lo anterior, han añadido recientemente un planteamiento para recuperar el histórico escudo del club en la grada Norte, una idea testada con éxito por el termómetro de las redes sociales. Todo por el Sporting.

Fotos

Vídeos