Sporting | «En la segunda parte pegamos un bajón físico»

Pablo Pérez se anticipa a Miramón en un balón aéreo. / DANIEL MORA
Pablo Pérez se anticipa a Miramón en un balón aéreo. / DANIEL MORA

Álex Bergantiños admite que, tras el descanso, «el gol tempranero del Reus nos hizo dudar» | «Forcé para jugar, llegué muy justo y creo que se notó que no estaba a tope», precisó Jony sobre su participación

A. MAESE GIJÓN.

Coinciden varios jugadores del Sporting en que el cambio de cara que ofreció ayer el equipo ante el Reus se debió a un «bajón físico». El primero en admitirlo fue Jordi Calavera que argumentó que «pensamos que la segunda parte iba a ser igual que la primera, pero no fue así».

El lateral explicó que la consecuencia de ceder el balón al Reus supuso que «nos echamos inconscientemente atrás y eso les ayudó a que Gus Ledes colgara balones a Lekic». Para el catalán fue un encuentro especial porque «nos enfrentamos al rival del Nástic y yo soy de Tarragona».

Al margen de asumir parte de los errores que llevaron al Sporting a sufrir en un choque que al descanso parecía controlado, el rojiblanco destacó la importancia de continuar sumando de tres en tres puntos. «El equipo sigue líder. Pese a que tenemos cosas por mejorar, creo que lo más importante nos lo llevamos, que es la victoria», afirmó.

También crítico se mostró Álex Bergantiños con la segunda parte que completó el equipo. «Acusamos el bajón físico en la salida del balón», reconoció el gallego, que destacó el «gol tempranero» que marcó el rival, ya que «nos hizo dudar hasta el pitido final».

El centrocampista no cesó de dar indicaciones a sus compañeros para que el equipo estuviera bien situado sobre el terreno de juego. Aún así, argumentó que «no estuvimos con la frescura de otros partidos para aguantar el ritmo y nos terminó descolocando».

Uno de los hombres que más trabajo tuvo durante el partido fue Alberto Guitián. El central, que compartió zaga junto a Federico Barba, asumió que «nos pudimos confiar un poco porque el partido se nos puso de cara pronto».

El defensa no estará en Valladolid porque el Sporting no pagará la cláusula que está firmada en su cesión para que pueda participar en Pucela, según él mismo deslizó: «Cuento con que no voy a estar en Valladolid, pero no me preocupa lo más mínimo».

Mala cara de Jony

Dos días tiene Jony para recuperarse de las molestias musculares que sufre. El extremo abandonó el estadio con mala cara. «No estoy bien», comentó nada más salir del vestuario. Su presencia en el encuentro de ayer estuvo en el aire y el propio jugador aseguró que «forcé para jugar, llegué muy justo al partido y se notó que no estaba a tope».

Ahora los dolores que tiene el futbolista se centran en sus isquiotibiales izquierdos después de haber sufrido toda la semana de su pierna derecha. «Es una de las consecuencias por haber protegido la zona afectada, pero no es momento de parar porque quiero estar en todos los partidos», concluyó el cangués, que acabó el partido tirado sobre el césped.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos