Sporting | «Nuesta afición merecía ver a su equipo ganar»

Rubén Baraja da instrucciones a sus futbolistas. / DANIEL MORA
Rubén Baraja da instrucciones a sus futbolistas. / DANIEL MORA

Rubén Baraja destaca la actuación de su equipo en la segunda mitad y agradeció a 'La Mareona' su apoyo incondicional durante todo el partido

VÍCTOR M. ROBLEDO VALLADOLID.

Sonrió Rubén Baraja al encontrar entre la sala de prensa del José Zorrilla alguna cara conocida de su época en el Valladolid. El técnico del Sporting no ocultaba que la victoria ante el equipo en el que se formó «sabe bien en todos los sentidos», con el valor añadido de que «no había tenido la suerte de ganar aquí y siempre te gusta venir a casa y hacer un buen partido».

El equipo rojiblanco trabajó en los días previos siendo consciente de que el cambio de entrenador posiblemente reactivaría al Valladolid en un partido importante para sus aspiraciones. «Sabíamos que los primeros minutos iban a ser claves, pero nos hemos encontrado con la ventaja del gol», explicó el técnico sportinguista, quien no ocultó que, pese al tanto de Rubén García, «en la primera parte nos ha costado encontrar nuestra idea».

Sí se mostró Rubén Baraja mucho más satisfecho con la versión que ofreció el Sporting tras el paso por los vestuarios. «Hemos salido bien. Veníamos de la experiencia del último partido contra el Reus y en ese inicio tuvimos incluso opciones para encontrar el 0-2. Ellos al final pegaron el último apretón y nos tocó defender», apuntó el vallisoletano.

Pese al triunfo, Baraja evitó una semana más cualquier mensaje de euforia: «La victoria supone mucho refuerzo, nos da autoestima y confianza y nos hace ver la realidad de esta categoría. Quedan siete partidos y aún hay mucho que sufrir y mucho que trabajar».

Más Sporting

Finalmente, el técnico optó por dejar a Jony en el banquillo y dar entrada en su lugar a Isma López. Baraja explicó que el de Cangas «venía de una semana diferente y le dije que estuviera preparado para la última media hora».

Baraja recordó que el Sporting se midió ayer «a un equipo que llevaba ocho partidos sin perder en casa» y admitió que en el vestuario rojiblanco se vivieron imágenes «de mucha alegría» tras el encuentro en Zorrilla.

El técnico del Sporting destacó la buena actuación de Barba pese a tener que medirse a Mata, máximo goleador de la categoría, y también tuvo palabras de elogio para Mariño, «que cuando tiene que estar nos está dando la posibilidad de sumar puntos».

La afición rojiblanca vibró y sufrió a partes iguales con su equipo. «La gente nos ha empujado y ayudado, incluso en ese último balón que parecía que iba a entrar, han alentado para que Barba llegara a él», destacó el técnico, que aseguró además que «nuestros aficionados merecían ver a su equipo ganar después de los desplazamientos fallidos a Lugo y Oviedo».

Con el resultado de ayer, el Sporting iguala la mejor racha de victorias de su historia y supera la marca obtenida por Novoa al frente del equipo. «Este tipo de rachas son positivas, pero no puede hacer que nos salgamos de nuestro camino». «Novoa ha comandado al Sporting en sus mejores años y yo llevo aquí un ratito», zanjó sonriente el entrenador rojiblanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos