Sporting

El Sporting salta a escena en El Molinón

Paco Herrera salta para esquivar uno de los chorros de agua que regó el terreno de juego en el último entrenamiento de la semana del Sporting.
Paco Herrera salta para esquivar uno de los chorros de agua que regó el terreno de juego en el último entrenamiento de la semana del Sporting. / ARNALDO GARCÍA

Paco Herrera realizará varios cambios en la alineación en la que tiene muchas opciones de entrar el uruguayo Santos | El conjunto rojiblanco se estrena ante su afición con la ilusión de sumar la primera victoria del curso

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Vuelve la Liga a Gijón y lo hace con un Sporting renovado que presenta hasta nueve caras nuevas, sobre el terreno de juego, que serán diez en el momento en el que se formalice la llegada de Jordi Calavera procedente del Eibar. El capitán de la nave rojiblanca también estrenará banquillo en El Molinón. Paco Herrera reconoce que está «muy ilusionado» con el primer encuentro ante su afición. El técnico regresa a la que fue su casa a mediados de la década de los setenta para intentar lidiar la Segunda División de la mejor manera posible y devolver al Sporting a la máxima categoría a las primeras de cambio. Y para ello, El Molinón tiene que convertirse en un fortín.

El catalán, junto a Miguel Torrecilla, ha confeccionado una plantilla que poco tiene que ver con la de la pasada temporada. Una renovación del vestuario que parece haber convencido a los seguidores rojiblancos que ayer superaron la cifra de los 24.000 abonados, un récord histórico en la División de Plata para la entidad gijonesa.

Más noticias

La afición está impaciente por ver a su equipo sobre el verde del estadio (19 horas), un césped que también está de estreno. Durante el verano se llevó a cabo un cambio, más que necesario, del tapete.

El Sporting llega a la cita después de haber cosechado un punto ante el Alcorcón en un duelo marcado por las altas temperaturas que se registraron durante los noventa minutos. El empate no será un mal resultado siempre que los tres puntos de esta tarde se queden en Gijón ante un rival que, según Paco Herrera, esperará su oportunidad «bien ordenado con dos líneas de cuatro que nos dificultará el trabajo».

Pese a que el preparador no ha querido mostrar el once inicial con el que saltará el Sporting en El Molinón, sí ha querido dejar claro que espera que sus jugadores busquen con más ahínco la portería rival ya que en la primera jornada tan solo Canella realizó un disparo entre los tres palos a la meta rival.

Dicha idea llevará a Herrera a realizar un cambio en el diseño de la alineación. En primer lugar Isma López parece que gana enteros para ocupar el lateral y ofrecer al equipo mayor profundidad desde la banda izquierda. Las llegadas al área rival del futbolista navarro en la última campaña del Sporting en Segunda con Abelardo resultaron claves en varios encuentros para los rojiblancos. En cuanto al centro de la zaga, Álex Pérez podría debutar como rojiblanco, aunque parece que Herrera le concederá una segunda oportunidad a Juan Quintero que durante la pretemporada se ganó un hueco en el primer equipo.

La duda del centro del campo

La variedad de posibilidades en el centro del campo dificulta saber con exactitud la elección del cuerpo técnico para comandar la nave. Sergio Álvarez parece ser el único centrocampista con un sitio asegurado en el once de inicio. La llamada de Nacho Méndez tiene aromas de titularidad. Entre otras cosas porque es un futbolista clave para el filial que debería tener minutos cuando el primer equipo solicite su presencia.

Las quinielas para el tercer hombre en el centro de la maquinaria rojiblanca tienen varios posibles ganadores. Todos ellos de carácter ofensivo porque así lo demanda el partido. Así pues, Bergantiños tiene opciones de comenzar en el banquillo, mientras que Carmona podría ayudar a la creación del juego abandonado la banda derecha para convertirse en el nexo de unión con los hombres de ataque. De ser así, Moi Gómez dejará su sitio en la alineación a Michael Santos.

El uruguayo es un jugador de pura raza. Durante los entrenamientos muestra una garra que bien merece ser premiada con una oportunidad esta tarde en El Molinón. En lo poco que se le pudo ver en Santo Domingo demostró ser un hombre con la suficiente capacidad para dinamitar al adversario en cuestión de minutos. Santos aporta velocidad y verticalidad a la parcela ofensiva rojiblanca que necesita estrenar la clasificación de goleadores.

La posición del atacante sobre el terreno de juego podría variar en función del esquema que muestre el equipo. De jugar con dos delanteros, Herrera alinearía al charrúa junto a Stefan Scepovic. Pero si el dibujo táctico lo forman tres atacantes, el ariete se desplazaría a una de las bandas pese a que «le gusta mucho jugar por dentro», tal y como declaró el propio técnico rojiblanco en más de una ocasión.

En principio, la banda izquierda será para Rubén García. Pese a que no estuvo muy acertado en la primera jornada, el valenciano está llamado a marcar las diferencias en los últimos metros. Esta tarde tiene ante sí una nueva oportunidad de demostrar que su paso por Segunda, al igual que la del Sporting, es circunstancial.

El buen juego en ataque y la seriedad defensiva son dos de los ingredientes claves en las recetas de Paco Herrera, pero lo verdaderamente importante para los rojiblancos es conseguir la primera victoria de la temporada. El Sporting necesita ganar, sin excusas. El Molinón presentará una buena entrada en el último domingo del mes de agosto. Pocos equipos deberán de salir victoriosos en su paso por el estadio gijonés si el cuadro rojiblanco quiere terminar la competición en lo más alto de la tabla.

Fotos

Vídeos