Un letargo interrumpido a tiempo

Un letargo interrumpido a tiempo

Reactivado con la llegada de Sergio a su banquillo, el Valladolid regresó siete meses después a la zona de 'play off' y luchará por el ascenso en él como el equipo más en forma

I. ÁLVAREZ GIJÓN.

Con las garras bien afiladas se presenta el Valladolid en la cruenta lucha por el ascenso en el 'play off' que iniciará el jueves ante el Sporting. El conjunto blanquivioleta deambuló desnortado durante un largo tramo del maratoniano trayecto de Segunda División, pero oposita al tercer billete que abre las puertas de la máxima categoría del fútbol español con rumbo firme.

Nadie presenta mejores números en las seis últimas jornadas que el conjunto pucelano, al que solo aguanta el ritmo de puntos el Zaragoza, único equipo capaz de derrotarle desde que el pasado 14 de abril una tempranera diana de Rubén García firmase un triunfo del Sporting que amargó el estreno de Sergio González en el banquillo local del José Zorrilla. La llegada del exmediocentro barcelonés apenas cinco días antes de ese encuentro supuso un punto de inflexión, un golpe de timón que surtió efecto al conseguir poner fin a un letargo que tuvo a los vallisoletanos más de siete meses fuera de los seis primeros puestos de la clasificación.

El técnico catalán, que exprimió los mejores años de su trayectoria como centrocampista bajo las órdenes de Irureta, ha sabido impregnarle rigor táctico a un equipo ciclotímico antes de su llegada, capaz de arruinar con su endeblez defensiva la artillería más prolífica de la categoría. Le concedió la batuta en la medular a Míchel Herrero, relegado a un segundo plano por su antecesor en el banquillo blanquivioleta, y agregó nuevos intérpretes como el talentoso Toni Villa a una orquesta en la que resuena la percusión de Jaime Mata, que aglutina casi la mitad de los gritos de gol celebrados por la afición pucelana.

Con ese pentagrama, tras el fallido ensayo inicial ante el Sporting, logró una continuidad en la sinfonía de la victoria, atronadora en los metros finales de juego y con menos desafinaciones en un entramado defensivo tendente a ellas, como refleja su condición de equipo más goleado de entre todos los que formaron la primera mitad de la clasificación. Fiables a domicilio, solo han claudicado en La Romareda como visitantes desde que Sergio asumió las riendas del equipo y afrontan en línea ascendente los cuartos 'play off' que acogerán la capital del Pisuerga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos