Sporting

El Sporting busca una bola de partido

Santos, durante el último entrenamiento de la semana, viajó con el equipo a Zaragoza./ARNALDO GARCÍA
Santos, durante el último entrenamiento de la semana, viajó con el equipo a Zaragoza. / ARNALDO GARCÍA

Viaja a Zaragoza a por un triunfo con el que encarrilar el final de la Liga si el Huesca pierde en Córdoba | Rubén Baraja mantiene la duda en el ataque, con la recuperación de Michael Santos y la posibilidad de mantener a Nano Mesa

Javier Barrio
JAVIER BARRIOGijón

Trae nervio y amenaza de trascendencia el fin de semana en la cumbre, con tres partidos de muchos amperios a falta de cinco jornadas para echar la persiana al curso regular. Dos de ellos, hoy mismo, cuando discutirá su promoción directa el Sporting, enfrascado en ampliar contra el Zaragoza la diferencia con el Huesca, que se las verá con el Córdoba en el Arcángel un par de horas antes de que el equipo de Baraja estacione en La Romareda. Salir ileso en la tabla de un desplazamiento tan empinado sería más que un triunfo. Y ya una victoria, espoleada por un resbalón del grupo de Rubi y esperando el desenlace del duelo del Rayo en Granada del lunes, una bola de partido cuando el margen agobia.

La victoria cotiza más al alza que nunca en un momento crítico de la competición, cuando el Sporting cruza su músculo con el del Zaragoza. Un gigante dormido hasta que arrancó la segunda vuelta y se soltó la melena, despegando para empujar y agarrar con las dos manos el 'play off', repoblando de paso el esquelético paisaje que presentaba La Romareda no hace mucho. Jugarán esta jornada los rojiblancos emparedados entre el Huesca y el Rayo, con los que se bate a codazos por retener su privilegiada situación. Más con los primeros, que tienen entre manos otro reto de altura para abrir boca este sábado en el competitivo reino que ha montado José Ramón Sandoval.

Los tres duelos son de magna exigencia, con altas probabilidades de definir el esprint final. El envite en La Romareda tiene, además de pedigrí por el nombre de los dos cabezas de cartel, una dificultad extrema. Tanta como la que representan los 35 puntos que ha sumado el Zaragoza en esta segunda vuelta, después de que Natxo González sacudiera el árbol y recalibrara su hoja de ruta. Son solo tres puntos menos que los que lleva el Sporting, el mejor en este tramo. Y son los mismos que suma el Rayo a estas alturas. La cosecha de la resurrección ha sido especialmente prolífica en La Romareda, que se ha roto las manos a aplaudir en siete victorias y solo ha lamentado una derrota. Así están las cosas.

Más Sporting

Contra esto, el Sporting embestirá con todo, sin racanear en nada. Con el volcánico Michael Santos, máximo goleador de la cuadrilla, alistado por fin para el combate. La convocatoria se descubrió ayer con la recuperación del añorado delantero uruguayo, que ha estado un mes en fuera de juego y que ahora discutirá el rol de '9' con Nano Mesa. La lógica invita a pensar en que Rubén Baraja seguirá dando bola al canario, estimable en su periplo como titular, y que el charrúa agarrará sus primeros minutos de competición como suplente. Pero todo es revisable con una estadística tan sonora como la de Santos.

Álex López y Guitián

Salvo por esa duda razonable, el entrenador del Sporting envidará con su dibujo más clásico, con el once de cabecera, dentro de una selección de 18 futbolistas que ayer viajaron hasta Zaragoza. No estaban en ella Hernán Santana, ni Borja Viguera, ni Juan Rodríguez. Ni tampoco los lesionados Quintero y Nacho Méndez. Ni Carlos Castro, que atraviesa estos días un proceso febril. Se mantuvo, por el contrario, Álex López y regresó Alberto Guitián, además de Michael Santos.

Enganchar tres puntos en La Romareda supondría un estirón que dejaría muy encaminado el ascenso directo, permitiendo al Sporting seguir atornillado como mínimo al segundo puesto -obtendría el liderato provisional- a falta de cuatro partidos para el final. Contaría además con el estímulo ambiental de regresar a El Molinón el fin de semana siguiente. Pero este Zaragoza tiene muy malas pulgas, sobre todo cuando todavía está en vías de garantizar el 'play off'. La revisión de Natxo González ha alumbrado un equipo con un mejor comportamiento defensivo, muy poblado por dentro, sujetado en los momentos de debilidad por sus tres mejores futbolistas: el portero Cristian Álvarez, el mediocentro Eguaras y el delantero Borja Iglesias, el tótem del Zaragoza. 17 goles y 5 asistencias le otorga la estadística.

La tarde en La Romareda se abrirá con el agregado de comenzar a pelotear con el Córdoba-Huesca (fijado para las 16 horas) ya finiquitado. La sentencia puede ser un estímulo o una carga de presión, según se mire, pero la suerte del Sporting seguirá siendo suya, compinchado con el calendario, si tumba al Zaragoza.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos