El sportinguismo dejó oír su opinión en el Mini Estadi

El sector del estadio donde se ubicaron varios centenares de aficionados rojiblancos ayer. / SERGI ROS
El sector del estadio donde se ubicaron varios centenares de aficionados rojiblancos ayer. / SERGI ROS

Cerca de doscientos aficionados asisten en directo a la derrota del Sporting y solicitan la salida de Paco Herrera | La peña Quini, de Barcelona, ejerció como anfitriona en una jornada negra para los rojiblancos

J. BARRIO BARCELONA.

Fracasó el Sporting en su oportunidad de remonte ante el Barcelona B y dejó tras de sí un resquemor en la grada. Cerca de dos centenares de aficionados se dieron cita en el coqueto Mini Estadi, algo castigado por el paso del tiempo en su estructura. Animoso, el sportinguismo se situó en uno de los fondos de una grada despoblada. Pero todo se torció, no obstante, cuando el balón comenzó a volar. Tanto que la representación del Sporting en la grada volvió a solicitar al técnico su dimisión en los últimos coletazos del choque.

Ejerció de anfitriona la peña sportinguista Quini, de Barcelona, aunque también hubo un desplazamiento importante de la peña sportinguista Mieres del Camino, que dejó atrás la lluvia del Principado, pero se encontró con un intenso frío a primera hora de la jornada en la Ciudad Condal, en estado de ebullición por la zona de Las Ramblas, pero silenciosa en los alrededores del Camp Nou.

Torrecilla y Rogelio García

El que tenía una agenda apretada era Enrique Castro, 'Quini', representante institucional en la Ciudad Condal junto al vicepresidente Javier Martínez. A ellos se unieron en la grada Miguel Torrecilla y Rogelio García, que vieron la derrota en directo. Antes, 'El Brujo' no paró. Tuvo tiempo para visitar a Germán Fernández en la clínica Guttman de Barcelona, donde sigue con su rehabilitación el joven gijonés tras la brutal agresión que sufrió en Fomento el pasado mes de julio, y de recibir la visita del exfutbolista Julio Salinas en el hotel de concentración del equipo.

No se quedó atrás Paco Herrera, que recibió antes de la batalla a su familia. Luego, en el campo, su Sporting volvió a hincar la rodilla, dejándole en una situación muy delicada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos