Torrecilla acelera para incorporar un tercer central

Miguel Torrecilla en un entrenamiento del Sporting. / DAMIAN ARIENZA

Las opciones de Mikel Rodríguez y Juan Forlín están paralizadas y el director deportivo salmantino ya negocia con otra alternativa

J. BARRIO GIJÓN.

Miguel Torrecilla trabaja para dar un nuevo impulso al proyecto del Sporting. En las próximas horas podría dejar atada la incorporación de un tercer central, después de Barba y Quintero, con lo que Paco Herrera ya dispondría de efectivos suficientes de garantías para la zaga, que, en cualquier caso, podría sumar algún elemento más. Como informó ayer EL COMERCIO, el director deportivo rojiblanco ha aparcado por el momento las posibilidades de Mikel González y Juan Forlín. Ambos son futbolistas que gustan mucho en las oficinas de Mareo, especialmente el vasco, pero el punto muerto en el que se encuentran estas negociaciones ha obligado al salmantino, que posee un amplio conocimiento del mercado extranjero, a activar una tercera alternativa, que estaría en disposición de cerrarse.

No están descartadas todavía las dos opciones anteriores, pero Torrecilla tiene ahora mismo puesto el punto de mira en otro central después de ver cómo se consumían los días sin noticias, ni tampoco avances en las gestiones realizadas por González y Forlín. Si se cierra la contratación de este futbolista, como se espera, quedará por ver si el Sporting acude al mercado por un futbolista más para la zaga. «Si Babin no está, con otro central podría ser suficiente», deslizó Paco Herrera en la rueda de prensa posterior al encuentro frente al Eibar del viernes.

El club, no obstante, no se ha cerrado en banda a la incorporación de un cuarto elemento para la defensa, aunque dependerá de una serie de factores. El primero de ellos es que se confirme la salida de Babin, que ya no entra en los planes del técnico catalán y que, salvo un giro radical en los acontecimientos, no participará en ningún amistoso de los que restan para el final de la pretemporada. Con su llegada al banquillo del Sporting, el cuerpo técnico intentó reconducir la situación con el defensa de Martinica, que en Mareo consideran que busca una salida, pero tras unas semanas de contactos bajó los brazos. «Me pongo al margen. Ya no es mi labor», subrayó Herrera al ser preguntado por Babin.

La situación, en todo caso, está bastante enconada. El club no ha recibido ninguna propuesta del futbolista para salir y, si diera ese paso, tiene previsto solicitar una marcha incentivada, al considerar que tiene contrato hasta 2019 y que es el propio Babin, por el que se han interesado algunos equipos como el Cádiz y, sobre todo, el Albacete, el que quiere abandonar el Sporting este verano.

Sin aristas está la situación de Juan Rodríguez, sobre quien Torrecilla medita la conveniencia de buscarle una salida en forma de cesión para que continúe con su progresión, aunque por otra parte también podría asumir ese rol de cuarto central. Lo más probable, en cualquier caso, es que salga, pero esto afecta también el escenario de incorporar un nuevo defensa para el proyecto, con la dualidad de Lillo.

Más paralizada está la gestión por el uruguayo Diego 'Torito' Rodríguez, desvelada por EL COMERCIO y que de momento se mantiene en punto muerto. La fórmula de la cesión no convence a Independiente, que busca un traspaso, y Torrecilla maneja también otras alternativas, aunque la operación que se espera cerrar en las próximas horas es la del central.

Ndi sigue en París

Mientras tanto, Dani Ndi se encuentra este fin de semana en París, con permiso del propio Torrecilla, para avanzar en su situación personal. El camerunés no está contento con su situación en el Sporting y, aunque le queda otro año más de contrato, busca una salida y una rescisión.

Fotos

Vídeos