Los trabajadores del centro de salud Parque-Somió confían en el ascenso del Sporting

Los trabajadores del centro de salud Parque-Somió confían en el ascenso del Sporting
EL CENTRO DE SALUD PARQUE-GIJÓN ESTÁ CON EL SPORTING. Varios trabajadores posan para animar al equipo de Baraja. / A. GARCÍA

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Ningún trabajador del centro de salud Parque-Somió de Gijón dudó a la hora de vestirse con los colores rojiblancos para mostrar su total apoyo al Sporting en las tres jornadas que faltan para que finalice la temporada regular en Segunda División.

Todos los miembros que forman el equipo de trabajo del centro son sportinguistas y siguen muy de cerca los pasos del equipo que dirige Rubén Baraja. La confianza tanto en el vallisoletano como en la plantilla es total. Diego Pidal, una de las personas que tomó parte en la fotografía organizada por EL COMERCIO, afirma que «queremos transmitir a los jugadores que tienen que dejarse la piel hasta el final porque puede pasar cualquier cosa».

El propio Diego comenta que cada uno de sus compañeros es muy optimista de cara a la recta final porque ven en el Sporting un claro candidato al ascenso directo pese al tropiezo de la pasada semana ante el Barcelona B.

Este trabajador del centro de salud Parque-Somió explica que «ahora los rivales más peligrosos parece que son los que se juegan la vida por no descender». Ese es el motivo que encuentra Diego Pidal en los pinchazos de los tres conjuntos que luchan por ascender a Primera.

Pese a la dificultad que supone recortar cuatro puntos al Huesca en los tres partidos, son muchos los que apoyan a los hombres de Baraja. El ascenso directo está difícil, pero no imposible para un Sporting que sueña con lograr el billete para Primera.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos