Sporting

Sporting | Tras las huellas del camino más difícil

Rubén Sanz conduce el balón ante la presión del vallisoletano Óscar González./EFE
Rubén Sanz conduce el balón ante la presión del vallisoletano Óscar González. / EFE

El Sporting se aferra a los precedentes del Alcorcón y el Girona para corregir la temporada | Los madrileños y los catalanes son los únicos equipos que han logrado meterse en 'play off' con una desventaja igual o mayor que los de Baraja

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

El horizonte se presenta con una nube en forma de interrogación para el Sporting, que ve el objetivo del ascenso a una distancia mucho mayor de lo que nadie había imaginado al inicio de la temporada. Los ocho puntos de desventaja sobre el ascenso directo y los siete sobre los puestos de 'play off' se presentan como una barrera casi insalvable para alcanzar la meta, pero no imposible. Los precedentes del Alcorcón, en la temporada 2011-2012, y del Girona, en la temporada 2015-2016, son los dos hilos de historia a los que los de Baraja pueden agarrarse para encontrar el rumbo.

Desde el curso 2010-2011, cuando se instauró el actual sistema de competición con una promoción entre el tercer y el sexto clasificado para dirimir la última plaza de ascenso, el cuadro madrileño y el catalán han sido los únicos equipos capaces de recortar en la segunda vuelta una desventaja igual o mayor a la que tienen actualmente los rojiblancos para colarse en el 'play off'. Lo hicieron, eso sí, gracias a una enorme regularidad que les permitió ir escalando semana a semana puestos en la clasificación.

Más noticias

El Alcorcón llegó a la jornada 20 de la temporada 2011-2012 a ocho puntos del Almería, que ocupaba en aquel momento la última de las plazas del 'play off'. El equipo entrenado entonces por Anquela llevaba una trayectoria meritoria en su segunda campaña en la categoría de plata del fútbol español y se movía plácidamente por la zona tranquila de la clasificación, con ocho puntos de ventaja sobre el descenso. El transcurso de la competición, sin embargo, espoleó al equipo madrileño.

El Alcorcón firmó catorce victorias, cuatro empates y cuatro derrotas en los 22 últimos partidos de Liga. Especialmente brillante resultó su rendimiento entre las jornadas 31 y 37, con seis triunfos y un empate. El cuadro amarillo entró en zona de 'play off' en la jornada 33 y ya no se apeó hasta el final del campeonato, aunque aseguró matemáticamente su plaza en la última jornada, como quinto clasificado.

En el 'play off', el Alcorcón estuvo a punto de dar la sorpresa a todos los favoritos. En semifinales eliminó al Hércules tras hacer valer en Santo Domingo el 0-1 logrado en el José Rico Pérez. La derrota en el primer partido de la final por 0-1 ante el Valladolid lastró al equipo madrileño, que llegó a soñar con la remontada durante algunos minutos en el choque de vuelta. Fue la primera demostración de lo impredecible de la Segunda División bajo el formato actual.

Durante su presentación como técnico del Sporting, Rubén Baraja se agarró a ese factor para tratar de enviar un mensaje de positivismo a la afición y a sus propios futbolistas tras la mala dinámica reciente del equipo. Una idea similar manejaba Pablo Machín en la temporada 2015-2016 para corregir el rumbo del Girona. A punto de llegar al ecuador del curso, el cuadro catalán no conseguía encontrar las señas de identidad que apenas unos meses antes lo habían convertido en uno de los equipos revelación de la categoría. El desenlace de la pelea por el ascenso con el Sporting de Abelardo parecía lastrar aún anímicamente a sus jugadores.

La derrota en la jornada 20 contra el Alcorcón fue el punto de inflexión para un equipo que se mostró intratable en la segunda vuelta. En aquel momento, los de Machín se encontraban en la décimo séptima posición de la clasificación, a apenas dos puntos de los puestos de descenso. Nadie entonces podía imaginar el tremendo crecimiento que experimentaría el Girona, con doce victorias, ocho empates y tan solo dos derrotas hasta el final de Liga. Los catalanes, con rachas de ocho, siete y cinco partidos consecutivos sin perder, asomaron por primera vez en la zona de 'play off' en la jornada 39.

El Girona no pudo mantener su buena dinámica en la promoción de ascenso. Los rojiblancos lograron remontar en Montilivi el 2-1 adverso que traían de Córdoba en la ida de las semifinales, pero cayeron en los dos partidos de la final ante Osasuna y tuvieron que posponer un año más el sueño del ascenso.

El actual Sporting clava los números presentados por el Alcorcón a estas alturas de la temporada 2011-2012, con siete victorias, seis empates y siete derrotas. En todo caso, los precedentes demuestran que lograr el objetivo pasa por alcanzar una línea de regularidad que, hasta el momento, se le ha resistido al equipo rojiblanco.

Los de Baraja disputarán en enero tres de sus cuatro partidos en El Molinón. El Sporting recibirá al Córdoba y al Alcorcón en los dos primeras semanas del año, visitará al Lugo y cerrará el mes en casa frente al Nástic. El inicio de 2018, por tanto, se presenta a priori como propicio para cambiar la dinámica y dar los primeros pasos en un camino difícil, pero no imposible.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos