Los veteranos marcan el ritmo

Barba y Cordero, en primer plano, con André Sousa y Sergio Álvarez, por la senda. / ARNALDO GARCÍA
Barba y Cordero, en primer plano, con André Sousa y Sergio Álvarez, por la senda. / ARNALDO GARCÍA

La primera sesión sin balón de la pretemporada rojiblanca se realizó en la senda de La Camocha

A. MAESE GIJÓN.

Rubén Baraja hizo sudar a su plantilla en el primer ensayo en el que el balón fue el gran ausente para disgusto de los jugadores rojiblancos. El equipo al completo se desplazó a El Molinón para recorrer la senda de La Camocha en su totalidad al ritmo que marcaron los veteranos.

A la carrera continua también se sumaron algunos de los miembros del cuerpo técnico. Mario Cotelo no dudó en trotar junto a los futbolistas, así como el preparador físico del primer equipo, Manuel Poblaciones.

Pese a que la sesión matinal comenzó a primera hora de la mañana, el sol y el calor acompañaron a los rojiblancos durante los cerca de diez kilómetros que recorrieron hasta llegar de vuelta a la Escuela de Fútbol de Mareo.

Como si de una etapa del Tour de Francia se tratara, los grupos se empezaron a definir en los primeros metros. La salida fue grupal, pero a lo largo del recorrido cada uno puso el ritmo que pudo mantener hasta llegar al final del camino. André Sousa estuvo en el grupo liderado por Federico Barba, en el que también se encontraban Sergio Álvarez y Traver.

En torno a las 11.30 horas, el equipo llegó a las instalaciones rojiblancas, donde quedó concentrado para comer y descansar antes de volver al trabajo. La sesión vespertina, que comenzó a las 18.30 horas, se completó sin mayores incidencias y con Francisco Molinero como principal novedad. El lateral ya se ejercita como uno más y esta mañana, a partir de la 10 horas, también participará en la única sesión del día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos