El Zaragoza se ejercitó en Mareo antes de enfrentarse al Sporting

Natxo González dirigió una suave sesión en las instalaciones rojiblancas como último ensayo antes de saltar a El Molinón

A. MAESE GIJÓN.

El Zaragoza se desplazó ayer en avión hasta Asturias a primera hora de la mañana. El plan de trabajo de Natxo González, preparador del equipo maño, para esta semana concluyó ayer en Mareo en torno a las 20.30 horas.

El Zaragoza cerrará esta tarde en El Molinón una semana en la que disputará tres encuentros. El primero de ellos fue el pasado sábado en La Romareda ante el Reus. Un encuentro que concluyó con empate a cero en el marcador. Cinco días tuvo el cuerpo técnico para preparar la vuelta de los treintaidosavos de final de la Copa del Rey ante el Valencia. En el partido de ida, el equipo ché ganó 0-2 en Zaragoza, por lo que a los hombres de Natxo González les tocó intentar remontar la eliminatoria en Mestalla.

El preparador alineó un equipo plagado de suplentes y terminó goleado por el cuadro de Marcelino García Toral (4-1). La eliminación en la competición del K. O. no pilló por sorpresa al entorno de los blanquillos, que desde el jueves por la noche comenzaron a preparar el enfrentamiento ante el Sporting en El Molinón.

El Zaragoza solo ha tenido, pues, dos días para trabajar con la mente puesta en Gijón. Unas pocas horas que el técnico vasco ha querido exprimir al máximo. Por ello, el cuadro maño fletó ayer un vuelo chárter a primera hora de la mañana.

La expedición aterrizó en Asturias con el tiempo suficiente para comer todos juntos en el hotel, descansar y desplazarse a la Escuela de Fútbol de Mareo para completar la última sesión de la semana a puerta cerrada.

El ensayo comenzó a las siete de la tarde y Natxo González puso fin al mismo una hora y media después. Los 19 convocados completaron sin mayores consecuencias el entrenamiento vespertino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos