La afición del Sporting confía en que hoy se acabe la mala racha