André Sousa: «Es la primera vez que marco un gol con esa emoción»

André Sousa, en primer plano, junto a Peybernes, Neftali, Geraldes, Babin y otros jugadores, ayer, en la vuelta al trabajo. / DAMIÁN ARIENZA
André Sousa, en primer plano, junto a Peybernes, Neftali, Geraldes, Babin y otros jugadores, ayer, en la vuelta al trabajo. / DAMIÁN ARIENZA

«Hay que valorar este empate. Si no puedes ganar, no hay que perder», recuerda el autor del espectacular tanto final en Alcorcón

J. BARRIO GIJÓN.

No dejaba de sonreír ayer André Sousa, culpable del bombazo que silenció Santo Domingo a falta de un puñado de segundos para el final, embriagando de euforia al sportinguismo. «He visto el gol algunas veces», confesaba entre risas el centrocampista portugués, receptor con el pecho de un balón salpicado por la defensa del Alcorcón para culminar con un parabólico zurdazo desde cuarenta metros: «Es un gol bonito y hay que mirarlo para coger confianza. También mis amigos me lo han pasado por distintos grupos de WhatsApp y tuve que verlo unas cuantas veces». Un suculento bocado de un punto ante una amenaza de derrota, a un tris de hacerse real.

Su explosiva celebración, llevándose la mano a la oreja -«estaban pitando y fue la emoción», se disculpó-, precintó el partido de Santo Domingo, con la grada de Alcorcón mosqueada y un gol de ensueño como recuerdo de su estreno en el fútbol español con el Sporting. «Con esa emoción, así en el minuto final, esta es la primera vez que me sucede (marcar un gol)», manifestaba Sousa, que a renglón seguido reconocía su gusto por este tipo de acciones, cargando desde atrás hacia el gol: «Ya hice algún tanto bonito más en mi carrera, porque me gusta chutar, pero en esas circunstancias ha sido la primera vez».

También esbozó una sonrisa cuando escuchó el grito de guerra final del sportinguismo desde la grada. «Creo que cantaban ese portugués qué bueno o qué grande es, ¿no?», recordó con una sonrisa, seguida por una reflexión de agradecimiento: «Desde que llegué me hablaron mucho del club y de la afición, y ahora lo he visto con mis propios ojos. Es increíble. Tengo que agradecer el cariño que me han dado. Aquí estoy encantado». En esa dulce resaca se manifestó como un futbolista de los que hacen equipo, restando importancia a la decisión de Baraja de hacerle salir desde el banquillo. «No me sorprendió», prometió. «Aquí no hay nadie que tenga asegurado un sitio en el once. Hay que estar preparado para todo. Puedes jugar, estar en el banquillo o en la grada», asumió.

Práctico de pensamiento, atendiendo a las bajas con las que se presentó el Sporting en Alcorcón, Sousa dio por bueno el punto conseguido en Santo Domingo, anunciando allí muchos tropiezos visitantes a lo largo de la temporada. «Ahí perderán puntos muchos equipos porque es un campo difícil y el Alcorcón, un equipo muy competitivo. Hay que valorar más el empate que el gol y si no puedes ganar, no hay que perder», razonó el mediocentro tras la vuelta al trabajo del equipo, cansado tras un viaje de regreso de madrugada desde Madrid.

Competición de nivel

Su primera impresión del fútbol español fue la de una competición de alto nivel y muchos quilates. «Hay más intensidad que en Portugal», resumió. «Los equipos quieren jugar bien siempre, saliendo desde atrás tocando el balón, y los nuevos tenemos que habituarnos un poco a eso, pero poco a poco iremos encajando», consideró. En esa fase de adaptación y encaje, recordó, la próxima parada le llevará a El Molinón. «Tengo muchas ganas de jugar ahí. He visto muchos partidos durante la pretemporada, vídeos que me han pasado, y estoy con muchas ganas de jugar en casa y sentir la pasión de la gente», concluyó.

El equipo, por otra parte, completó una breve sesión de trabajo para disfrutar hoy de jornada de descanso. Isma Cerro y Robin Lod, además de Cordero, participaron en algunos ejercicios con el grupo, aunque luego realizaron carrera continua al margen de sus compañeros. Igual que Dani Martín. Rachid se ejercitó en el gimnasio, mientras que Traver y Blackman recibieron tratamiento y fisioterapia, completando la jornada con unos ejercicios junto al readaptador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos