Español exprés para los fichajes

José Ramón Rodríguez, segundo entrenador del Sporting, da indicaciones al finlandés Robin Lod durante un entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA
José Ramón Rodríguez, segundo entrenador del Sporting, da indicaciones al finlandés Robin Lod durante un entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

Seis jugadores del equipo reciben clases de castellano en Mareo tres días a la semana | Blackman, Djurdjevic, Robin Lod, Peybernes, Neftali y Cofie quieren integrarse lo mejor posible en el proyecto

J. BARRIO GIJÓN.

'Tackle', 'the ball', 'offside', 'pass', 'fast'... Muchas de estas consigna inglesas se repiten casi todos los días en los entrenamientos del Sporting, aunque cada vez con menos frecuencia. La importante remodelación acometida este verano, con la incorporación de ocho futbolistas extranjeros, ha requerido del uso de nuevas estrategias comunicativas, al menos en las primeras semanas, con una adaptación constante a distintas situaciones y el recurso del inglés como llave. La barrera idiomática, no obstante, cada vez es menor. También porque muchos de los nuevos se manejan en distintas lenguas, entre ellas el inglés, pero el club quiere que el vestuario hable el mismo idioma, el español, además de los siete que ahora mismo conviven junto a él en Mareo: inglés, portugués, finlandés, alemán, serbio, italiano y francés.

Miguel Torrecilla y Rubén Baraja buscan una integración plena de los jugadores y, en ese sentido, Nick Blackman, Djurdjevic, Peybernes, Neftali y Cofie asisten desde el inicio de esta semana a clases de español. También está previsto que se sume a ellos en las próximas semanas el finlandés Robin Lod, quien todavía no ha podido integrarse con este grupo de futbolistas por encontrarse con su selección. Las clases, una iniciativa del Sporting en consenso con estos seis jugadores, quienes pretenden adaptarse lo más rápido posible al grupo, se desarrollan estos días en el salón de concentraciones del equipo después de los entrenamientos. La idea es que sea con una frecuencia de tres días a la semana, con una hora de duración cada jornada. El club está encantado con la predisposición que ha encontrado en los futbolistas, que ya se manejan con otros idiomas, además del suyo propio. Neftali, por ejemplo, puede expresarse en inglés, portugués, francés, alemán y tiene conocimientos de italiano.

La agenda de las clases es bastante flexible. Los días varían en función de los entrenamientos y la dinámica competitiva del equipo rojiblanco, que, por ejemplo, se verá alterada la próxima semana con el partido de Copa del Rey frente al Numancia, lo que obligará a reubicar las jornadas en otros días. Las clases corren a cargo de una profesora de la empresa Tradelia Servicios de Traducción, de Gijón, que ya se encargó en el curso pasado de introducir en el castellano al juvenil Abdullah Alhamdan, el delantero saudí que estuvo cedido en el Sporting durante unos meses, fruto de un acuerdo con la Liga.

Incursiones previas

Hay algunos jugadores, como el inglés Nick Blackman, que ya tuvieron alguna incursión previa al español. Incluso Peybernes, Neftali y Cofie reconocen entender la mayoría de las instrucciones en castellano -sobre todo el defensa francés-, aunque todos ellos quieren mejorar en la medida de lo posible la comunicación con sus compañeros, su cuerpo técnico y los aficionados. Al mismo tiempo, Babin y los dos futbolistas portugueses, André Sousa y Geraldes, han facilitado esa adaptación, ejerciendo como traductores para situaciones muy concretas, aunque Rubén Baraja y su cuerpo técnico también se manejan con el inglés para las indicaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos